La alimentación de los niños es básica para su crecimiento

La alimentación de los niños es básica para su crecimiento. A veces la rutina y el exceso de trabajo provocan que no le prestemos toda la atención necesaria.

La alimentación de los niños es una de las mayores preocupaciones de los padres. ¿Qué comer? o ¿en qué proporciones? Son algunas de las principales preguntas que asaltan sus mentes, además, por supuesto de la preocupación por que lleven una dieta lo más equilibrada posible, teniendo en cuenta las limitaciones existentes, como el hecho de que durante el curso coman en el comedor del colegio.

Quizá por falta de tiempo, quizá por alguna otra razón, en lo que se refiere a la alimentación de los niños muchas veces se cae en la rutina. Bistec con patatas, hamburguesas, pasta y merluza rebozada son los más utilizados, aunque existen variaciones dependiendo de las familias. El acostumbrar al niño a que coma siempre este tipo de alimentos provoca que años más tarde, cuando queremos cambiar o ampliar su abanico de alimentos, no podamos. Se ha acostumbrado tanto a este tipo de alimentos que no quiere probar nada más. Es en este momento cuando hay que tomar medidas.

Una de las opciones para cambiar poco a poco y casi sin que se dé cuenta sus hábitos alimenticios es introducir pequeñas variaciones en la comida base. Así, por ejemplo, si está acostumbrado a comer croquetas puedes cambiar su relleno y hacerlo de bacalao en lugar de pollo. Si te gusta la idea, aquí tienes la receta:

Cuida la alimentación de tus hijos desde bien pequeños.

Croquetas de pollo

Ingredientes (para 4 personas):
-200 gr. de bacalao
-2 dientes de ajo
-1 cebolla
-100 gr. de harina
-1 l. de leche (mejor si es semidesnatada)
-3 huevos
-Pan rallado
Aceite
-Sal
-Perejil

Preparación:
Empezamos nuestra receta cortando la cebolla en trozos muy finitos para que el niño no los note cuando se coma la croqueta. Ponemos en una sartén al fuego con un poco de aceite y le añadimos la cebolla para que se poche. Mientras empieza a hacerse picamos también el diente de ajo y lo añadimos. Dejamos que los dos ingredientes se hagan a fuego medio durante unos 10 minutos (sin que lleguen a dorarse), cuando veamos que se han reblandecido le añadimos el bacalao y lo rehogamos.

Croquetas de pollo o bacalao, ideales para los niños.

Ahora añadimos la harina y la leche (esta última poco a poco), sin dejar de remover toda la mezcla durante unos 20 minutos. Le añadimos un poco de perejil y sal y acabamos de amasar la mezcla. Después la pasamos a un bol y la tapamos con papel de plástico hasta que se enfríe. Una vez la masa esté fría, cortamos y moldeamos las croquetas, las enharinamos y las pasamos por el huevo y el pan rallado. Ponemos una sartén al fuego y cuando el aceite esté caliente le añadimos nuestras croquetas. Cuando veamos que están doraditas por todos los lados las retiramos del aceite y las ponemos encima de un trozo de papel de cocina, para que expulsen todo el líquido sobrante.

Así, ya tenemos nuestras croquetitas hechas, ahora podemos servirlas con un poco de puré de patatas, un poco de mayonesa o cualquier tipo de ensalada. ¡Riquísimas!

Foto niños por Clarkston SCAMP en Flickr

Foto croquetas por jlastras en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...