La Casera lleva un trozo de Málaga al corazón de Viena

La Casera participa en esta historia real de un joven llamado Ale que se reencontró con su lejana Málaga un día cualquiera, bajando unas escaleras en mitad de Viena.

La Casera sigue uniendo a personas y conectando partes del mundo a través de su sabor único. Ahora llega con una nueva campaña que pone los pelos de punta: una historia real con todos los componentes necesarios para arrancar emoción: personas, sentimientos, sorpresas y momentos. El protagonista Alejandro, abreviado como Ale, es un joven entusiasta que partió a Viena en busca de su futuro y abandonó su tierra malagueña. La añora, pero no puede volver. Y entonces un buen día, un trozo de Málaga se traslada a Viena por sorpresa.

La Casera ha participado en esta fantástica historia real en la que amigos, familiares y todo un escenario de trabajo donde se desenvolvía antiguamente Ale, fue trasladado desde el sur español hasta el corazón de Europa, reconstruyendo cada uno de los detalles necesarios para sorprender al protagonista de esta historia con una misteriosa aparición en Málaga, viviendo en mitad de Viena. Todo un escenario malagueño construido en plena Viena que acogió por sorpresa a Alejandro y le devolvió el trozo de tierra que más añoraba.

Esta es la historia de Ale, la historia de cómo un día te levantas en Málaga estando en Viena. Mesas, sillas, letreros, toldos, manteles… absolutamente todo fue trasladado en avión para convertir el número 7 de la calle Griechengasse en el famoso barrio malagueño de Pedregalejo. Unas imágenes que te dejan sin palabras. El vídeo recoge ese momento de felicidad y unión que se vivió en amistad y en familia, y la sorpresa que acogió a Ale cuando descubrió aturdido que no estaba viviendo un sueño. Era un momento real. Un momento de unión. Era, sencilla y llanamente, un momento de los que solo puede crear La Casera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...