La cerveza de el Bulli: Estrella Damm Inedit

Un sabor diferente

Dicen que la Estrella Damm Inedit es la primera cerveza creada específicamente para acompañar la comida. Nace de la convicción de que una cerveza puede maridar con la mejor cocina. Ese es su objetivo y su virtud, y es precisamente lo que hace a la Inedit un producto diferente, único y especial. Estrella Damm Inedit es una mezcla única de malta de cebada y de trigo con lúpulo, cilantro, piel de naranja, regaliz, levadura y agua.

La página web que ha realizado la Damm contiene toda la información que necesitamos sobre la cerveza. Es limpia y da información sobre el producto sin marear demasiado al personal. Lo único que le sobra es el insistente video publicitario de Youtube (que acompaña a este texto también).

La primera vez que pude ver la cerveza me llamó la atención que se tratara de una especie de botella de vino sin etiquetar (solo su estrella roja) y una cartulinita atada con cuerda roja a su cuello. Un envase sencillo; la presentación es una simple botella negra con una sola estrella de oro en el frente. Un diseño tremendamente discreto pero que cumple a su perfección (al menos personalmente me llamó la atención).

Según parece, esta cerveza pretende sustituir al vino. Todo en ella – la forma de la botella, el etiquetado, el diseño discreto – nos está diciendo a voces que quiere ser un vino. Además de eso, está diseñada (por su indicación) para ser consumida con alimentos. Creo, no estoy seguro, que se trata de la primera cerveza que se ha comercializado específicamente para ser tomada en la comida o la cena.



Un consejo tiene que ver con hacer caso de su sugerencia y utilizar una copa de vino para servirla. De un color ligeramente turbio, Estrella Damm Inedit tiene el cuerpo típico de una cerveza de trigo y la carbonatación estándar indicada en una cerveza belga. La espuma parece también una combinación de espumas que funciona a la perfección.

estrella-damm-ineditEsta cerveza es una de las bebidas más curiosas que he probado nunca. Al servirla llama la atención el aroma a regaliz y a flor de azahar que recuerda al Mediterráneo, visualmente parece una cerveza de trigo y su sabor es al más puro estilo belga. La profundidad de la levadura, la falta de lúpulo y un final seco en boca rematan esta particular experiencia. Con tantas cosas, esta cerveza no puede ser grande; aunque sí puede ser buena. Es fresca y al mismo tiempo seca, pero no lo suficiente para encuadrarla en el estilo de las cervezas belgas; tampoco tiene la levadura suficiente.

Los sabores son tan intensos que los 4,8 grados alcohólicos parecen un efecto posterior para poder venderla como bebida alcohólica. Y a pesar de todo, la magia del señor Ferran Adria y su espectacular cuadrilla consigue una cerveza que funciona a las mil maravillas en la cena. La parte triste es que quizá es un poco pronto para que la cerveza sustituya al vino como regalo que llevar a una cena a la que nos invitan. Si vas a comprar Estrella Damm Inedit tienes que saber que marida muy bien con pescados y mariscos. ¿Le dais una oportunidad?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...