La mesa de cocina que no ocupa sitio de más

Cajones que no son cajones. Una mesa y dos sillas que no nos comen espacio en la cocina. Una discrección absoluta y un diseño impecable. ¡Descúbrelo!

Mesa cocina escondida

Las ideas nunca faltan. Ni siquiera en decoración. Aunque cada día que pasa salen miles de inventos innovadores, productos oficiales y aportaciones salidas del ingenio de una persona cualquiera del planeta; las ideas forman parte de una fuente inagotable de producción. Así que no es de extrañar que hoy vayamos a hablar de un nuevo mobiliario totalmente original en términos de utilidad, que más que seguro nadie se habría imaginado jamás. Y es que la idea, admitámoslo, es más que genial. Observemos la imagen.

¿Cuántas cocinas existen de espacio reducido, donde apenas hay sitio para cocinar? Muchísimas. Por eso, numerosas familias recurren a comer y cenar en la mesa del comedor, porque no hay forma de colocar una mesa, por pequeña que sea, en un lateral de la cocina. Eso es solo para unos pocos privilegiados. Ahora, esto va a dejar de ser un problema y lo va a ser con una discrección tan absoluta que asombra. Porque ahora mesa y sillas pueden dejar de ocuparnos espacio. Como si no existieran. No hay truco alguno, por primera vez podemos estar tranquilos en que no se trata de ningún invento maravilloso con una pega escondida detrás del telón. Al menos, yo todavía no logro encontrarle un inconveniente a este sistema inventado por la firma Alno.

Paso a describirlo, aunque la imagen le roba todo el protagonismo a mis letras. Se trata de incorporar los asientos (dos, según la imagen) y la mesa en el interior de los cajones de un mueble que sin duda por su diseño es un mueble de cocina con encimera y lacado blanco. De forma que si mantenemos todos los cajones cerrados, no es más que el típico mueble de cocina con banco de mármol. Ahora se obra el milagro. De pronto abres un cajón y no guarda nada en su interior. ¡No es ningún espacio de almacenaje! Es un asiento acolchadito que te invita a sentarte. Y entonces sacas el cajón de delante y se desplega una enorme mesa donde tomar el desayuno. Y justo en frente, descansa otro asiento con forma de cajón.

La discrección es máxima, el espacio que se logra con este sistema es absoluto, y el método para conseguir extraer la mesa y las dos sillas es completamente sencillo. Un conjunto funcional que resolverá todos nuestros problemas y vestirá nuestra cocina de innovación y elegancia, de una manera brillante y excepcional.

Fuente: Alno

Foto/ Shoeboxdwelling

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...