Leche de espelta, un sustitutivo de la leche de origen animal

La leche de espelta es un tipo de bebida hecha a partir del cereal que lleva el mismo nombre. Se trata de un sustitutivo de la leche que contiene muchos menos efectos negativos y que aporta una gran cantidad de proteínas, vitaminas y fibra. ¡Haz el cambio!

La leche es uno de los productos básicos de las diferentes pirámides nutricionales que existen en cada territorio. Además, desde pequeños hemos oído a la gente de nuestro alrededor animarnos e incluso obligarnos a beber un mínimo de leche al día. Aún así, y a la hora de la verdad, parece ser que este líquido no es tan saludable para nuestro organismo como parece, por lo que no debemos abusar de él.

Existe una gran variedad de alternativas lácteas mucho más sanas que la de origen animal. Así, en cualquier supermercado podemos encontrar leche de soja, leche de chufa o leche de avena; siendo un poco más complicado dar con la de espelta. Este último tipo de leche (aunque técnicamente no es leche porque no tiene un origen animal) se elabora partir de la espelta, el cereal más antiguo utilizado por el hombre debido a sus efectos positivos. Así, este cereal tiene un alto contenido en proteínas, lo que nos da más energía y vitalidad; además, contiene una gran cantidad de ácidos grasos esenciales, que el organismo necesita para funcionar correctamente. La fibra es otra de las sustancias que nos brinda y que no podemos pasar por alto, ya que es la encargada de eliminar de nuestro organismo los residuos sobrantes, residuos que en muchos casos dañan nuestro cuerpo. Su aporte vitamínico es destacable, sobre todo por las altas cantidades que nos brinda de vitamina E, B1, B2 Y B3.

Leche para desayunar o merendar, pero ¿por qué no de espelta?

Así, vemos que aunque podemos tomar leche de origen animal de vez en cuando, es mejor alternarla con otros tipos de lácteo. La leche de espelta es un buen sustitutivo y es una bebida muy utilizada en dietas vegetarianas en las que se evita la ingesta de cualquier producto de origen animal. Entre los beneficios que nos aporta encontramos:

Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares debido a su aporte de ácidos grasos esenciales.
-Es el complemento perfecto para dietas pobres en proteínas ya que posee proteínas de buena calidad y un mejor equilibrio de aminoácidos esenciales.
-Su contenido en fibra evita el estreñimiento.
-Aporta silicio, lo que fortalece los tejidos y refuerza los sistemas inmunitario y circulatorio.

Es un producto ideal para aquellos alérgicos a la lactosa, aunque hay que tener en cuenta que se trata de una bebida vegetal que contiene gluten, por lo que no es apta para los celíacos.

Prueba el cambio, verás como en poco tiempo te acostumbrarás a su suave sabor y dejarás de lado la leche de origen animal. ¡Cuéntanoslo!

Foto portada por Joe Shlabotkik en Flickr

Foto vaso de leche por Jellaluna en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...