Magdalenas, básicas en los mejores desayunos

Las magdalenas son uno de los ingredientes básicos en los desayunos más completos. Puedes adquirirlas en los supermercados, aunque siempre saldrán más buenas si las haces en casa. ¿Te animas?

La hora del desayuno es una de las más importantes del día. Es en ese momento en que las legañas todavía nos impiden abrir los ojos, cuando probamos el primer bocado del día. Un bocado que debe ser completo y equilibrado ya que nos dará la fuerza suficiente para afrontar la mañana y llenarnos de energía. Si no tienes costumbre de desayunar, intenta hacer la prueba una mañana. Levántate diez minutos antes y prepárate un buen desayuno, verás como el día se hace mucho menos pesado y tienes más energía. Puedes variar en los ingredientes que incluyes en tus desayunos, de modo que las tostadas, el zumo, la leche o las pastas pueden combinarse de diferente forma. Puedes comprar todos estos alimentos en el supermercado, pero también puedes hacer alguno de ellos en casa. Un buen ejemplo son las magdalenas.

Las magdalenas te alegrarán cualquier desayuno.

Ingredientes para unas 18 magdalenas
•200 gramos de azúcar
•180 gramos de mantequilla
•5 huevos
•Ralladura de piel de limón
•200 gramos de harina
•8 gramos de levadura
Opcional:
•Esencia de vainilla o cualquier otro sabor

Modo de preparación
Para empezar, introduce la mantequilla en un cuenco y añádele el azúcar, mezcla los dos ingredientes y amásalos hasta que tengan una textura parecida a la crema. Cuando lo consigas, añade la ralladura de limón y los huevos (uno a uno, mezclando la masa cada vez). Cuando consigas una masa homogénea añade la harina y la levadura poco a poco. Si has decidido utilizar la esencia de vainilla o cualquier otro sabor, es el momento de agregarlo.

Ahora, pon el horno a calentar a unos 180 ºC, coloca los moldes de papel en una fuente de horno, rellénalos con la masa (sólo tres cuartas partes) e introdúce una cucharadita de azúcar. Mete los moldes en el horno y deja que la masa se cueza durante 15 minutos (vigilando que no se quemen). Para probar que están hechas, debes meter un palillo en la masa y ver que este sale totalmente limpio, sin restos de masa. Una vez conseguido, saca las magdalenas del horno y deja que se enfríen, ¡ya están listas para probar!

Foto por palm z en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...