Mejillones tigre, la croqueta más deliciosa

Si te gusta tapear y quieres hacerlo en casa tienes una gran cantidad de recetas para preparar. Una de ellas son los mejillones tigre, riquísimos si te gusta este manjar.

Ya hemos hablado en alguna ocasión del placer de poder tapear en casa cómodamente. Un plato que también podemos preparar son los mejillones tigre, una especie de croquetas de mejillones con las que os chupareis los dedos.

Mejillones tigre

Mejillones tigre
Ingredientes:
•1 kg. de mejillones
•1 pimiento rojo
•2 cebollas
•200 gr. de gambas
•2 dientes de ajo
•1 vaso de tomate frito
Pan rallado
•2 huevos
•½ l. de bechamel
Aceite de oliva
•Sal
•Pimienta

Preparación:
Empezamos a preparar nuestra receta lavando los mejillones en agua fría. Después, añadimos un poco de agua en una olla y la ponemos a calentar; cuando el agua empiece a hervir añadimos los mejillones y los dejamos unos 5 minutos, hasta que veamos que todos se han abierto. Los sacamos del agua y los reservamos en un plato mientras se enfrían. De la misma forma, colamos y reservamos el agua de la olla.
Una vez fríos, sacamos los mejillones con un cuchillo y los reservamos en un plato, volvemos a lavar las conchas y quitamos las posibles impurezas que todavía hayan podido quedar con el cuchillo. Es importante que la concha quede bien limpia.

Es el momento de preparar el resto de ingredientes. Si hemos comprado las gambas sin pelar, las pelamos y las picamos en trocitos muy pequeños, si ya las hemos comprado peladas (una buena opción), simplemente tenemos que picarlas. De la misma forma, también picamos los mejillones que teníamos reservados y los mezclamos con las gambas.

Ahora, pelamos las dos cebollas y las picamos en pequeños trozos, al igual que los dientes de ajo y el pimiento rojo. Preparamos una sartén con aceite y sofreímos estos últimos ingredientes durante unos 10 minutos, hasta que veamos que la cebolla queda transparente. Añadimos un poco de sal y pimienta e introducimos la mezcla de gambas y mejillones. Unos minutos después, añadimos medio vaso del agua que habíamos reservado de la cocción de los mejillones y el tomate frito, dejamos al fuego unos 10 minutos.

Pasado este tiempo retiramos los ingredientes del fuego y añadimos la bechamel, removemos bien toda la mezcla de forma que quede homogénea y rellenamos las conchas limpias de los mejillones. En un plato aparte batimos los dos huevos y bañamos las conchas rellenas en ellos, después, rebozamos en el pan rallado que tenemos preparado y reservamos en la nevera durante una hora. Ahora solamente nos queda freírlos en aceite abundante y muy caliente. ¡Listo para servir!

Foto: jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...