Mini pizzas por y para los más pequeños

Un plato italiano con el que los más pequeños se chuparan las manos y cocinarán su propia comida.

pizzas

Pizza, el típico plato italiano

Se acabó la frase “no me gusta”, “esta comida no la quiero” o “ya no quiero más”. Ahora los reyes de la casa disfrutarán de un plato hecho expresamente para ellos y por ellos, con ingredientes que les gustan. Un plato italiano que cada vez tiene más protagonismo en la cultura española. Las pizzas son uno de los platos preferidos por los más pequeños y ahora pueden participar en crear su propia comida. A simple vista parece que una pizza no tiene nada, pero se le puede poner todos los ingredientes que uno quiera: jamón York, queso, champiñones, huevo, trufa, anchoas, mejillones, jamón serrano, bacon, cebolla… Aquí es cuando entran en juego los niños. Los más pequeños pueden añadir sus ingredientes favoritos a las mini pizzas y así cocinar ellos mismo su propia comida. La diversión y las tareas de la casa no tienen por qué estar reñidas. Cualquier ingrediente es bueno para acompañar a este plato tan tradicional. Hoy no cocinaremos unas simples pizzas, sino que haremos mini pizzas, pequeñas pizzas de diferentes sabores.

Los ingredientes para cocinar las mini pizzas son muy pocos, y la gran mayoría están en la despensa de nuestro domicilio:

  • 200 ml. de agua
  • 50 ml. de aceite
  • 15 gr. de levadura
  • Sal
  • Orégano
  • 400 gr. de azúcar
  • Salsa de tomate
  • Queso rallado
  • Los ingredientes que queramos poner en nuestras mini pizzas: anchoas, bacon, cebolla, mejillones, jamón york, jamón serrano, trufa, huevo…

Lo primero que tenemos que hacer es mezclar en un bol 200 ml de agua con los 50 ml de aceite, los 15 gr. de levadura, la sal y el orégano. Así comenzaremos a crear las masas para nuestras mini pizzas.

A continuación, hay que agregar los 400 gr. de harina al paso anterior y amasarlo todo bien. La masa debe estar homogénea y elástica.

El tercer paso es estirar la masa con un rodillo para que la base de la pizza se quede fina. Cuando la masa está bien estirada, se corta con un molde en círculos pequeños para así crear nuestras mini pizzas.

El siguiente paso es repartir sobre cada mini pizza distintos alimentos. Lo primero que se ha de poner es la salsa de tomate. Se restriega por toda la pizza hasta que quede homogénea. A continuación se agrega el queso y luego los ingredientes que queremos en nuestra pizza.

Los niños pueden hacer su propia pizza y poner los ingredientes que ellos quieran: jamón york o serrano, bacon, mejillones, anchoas, queso, champiñones, carne, huevo… Cada pizza será de un sabor, será diferente.

Cuando se han agregado los ingredientes, hay que dejarlo fermentar durante una hora en un lugar cálido y hornear a 180º durante unos 10 minutos aproximadamente.

Los más pequeños participarán en la cocina y se crearán su propia comida. ¿Quién ha dicho que no se puede “jugar” con la comida? Les tendrás entretenidos y ellos disfrutarán cocinando.

Foto / jeffreyw

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...