Mona de Pascua casera

La mona de Pascua es una de las recetas más populares de Semana Santa. Tradicionalmente, el padrino la regala a su ahijado el domingo de Pascua. ¿Te atreves a prepararla tu mismo?

En fechas señaladas, como Navidad o Semana Santa, normalmente tenemos más tiempo para pasar en la cocina y elaborar nuestros platos; quizá por ello, en estas fechas proliferan las recetas tradicionales típicas de cada región. Una de las más conocidas en Semana Santa es la Mona de Pascua, que el padrino deberá entregar al ahijado el domingo de Pascua. Para todos aquellos padrinos innovadores, que este año han decidido preparar ellos mismos el regalo y no comprarlo en la pastelería… ¡aquí tenéis la receta!

Puedes añadirle virutas de colores para darle más colorido

Mona de pascua
Ingredientes:
Masa madre
•10 gr. de levadura fresca
•130 gr. de harina
•70 ml. de agua
•1 cucharada de azúcar
Masa de la mona
•600 gr. de harina
•25 gr. de levadura
•5 huevos
•150 gr. de azúcar
•125 ml. de leche
•100 gr. de mantequilla
•1 limón
•1 naranja
•Sal

Preparación:
Empezamos elaborando la masa madre, para ello, calentamos ligeramente el gua y le añadimos la levadura. Cuando se haya deshecho, añadimos la harina y una cucharada de azúcar y amasamos hasta conseguir una bola. Llenamos un bol con agua templada e introducimos la bola de masa que habíamos conseguido, la mantenemos ahí durante unos 10 minutos, seguimos amasando y reservamos.

Es el turno de la masa de la mona. Derretimos la mantequilla a fuego lento en un cazo, lo retiramos del fuego y mezclamos en un bol junto a 4 huevos, el azúcar, el zumo de la naranja que teníamos preparada y las ralladuras de la naranja y el limón. Calentaremos un poco la leche, le añadiremos la levadura e introduciremos ambos ingredientes a la mezcla. Amasamos.

Conseguida la masa, añadiremos la masa madre y amasaremos ambas bolas juntas. Además, poco a poco iremos añadiendo la harina y un poco de sal. Una vez conseguida la textura adecuada (aunque se pegue un poco a las manos), introduciremos la masa en un bol, la taparemos con papel film y dejaremos fermentar durante 4 horas.

Pasado este tiempo esparcimos un poco de harina por la mesa, ponemos sobre ella la masa y amasamos durante unos minutos dándole forma de roscón. Después lo colocaremos en la bandeja del horno y dejaremos fermentar una hora más. Es conveniente que coloques un vaso o alguna pieza en el centro del roscón para que no se cierre el agujero, pues la masa volverá a crecer.

Es el momento del horneado, precalentamos el horno mientras la masa está fermentando y cuando la introducimos lo ponemos a 180 grados. Antes de introducir el roscón, pintamos la mona con el huevo batido que nos quedaba. Metemos en el horno y mantenemos durante 40 minutos, una vez esté bien dorada, la sacamos y la pintamos con azúcar y agua. ¡Lista para regalar!

Imagen | Salvador

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...