Ñoquis, hechos de pasta de patata

Preparar ñoquis casero es muy sencillo, solamente tenemos que comprar los ingredientes, básicamente patatas, y seguir los pasos que hoy os explicamos.

En los restaurantes italianos suele haber un plato, entre los de pasta, diferente a los demás. Son los ñoquis, hechos a partir de pasta de patata y ¡riquísimos! Prepararlos en casa es muy sencillo, solamente tenemos que seguir estos pasos. ¡Y buen provecho!

¡Prepara unos ñoquis caseros de rechupete!

Ñoquis
Ingredientes (para 4 personas):
-1 kg. de patatas
-300 gr. de harina
-2 huevos
-Sal
-Nuez moscada

Preparación:
Lavamos bien las patatas, cogemos una olla, le añadimos agua, la ponemos al fuego y le introducimos las patatas (con piel). Las cocemos hasta que estén bien tiernas, por lo que podemos poner el fuego al máximo. Para comprobar que están en su punto les introduciremos un tenedor o cuchillo, si podemos meterlo y sacarlo sin ningún esfuerzo ¡nuestras patatas están listas! Sino deberemos cocerlas unos minutos más.

Una vez fuera del fuego, las escurriremos bien y las pelaremos prestando mucha atención a no quemarnos. Después, las pasaremos por el pasapurés de forma que nos quede una pasta maleable, es importante realizar este proceso mientras la patata está caliente pues cuando se enfría se endurece y es muy difícil de manipular.

Metemos la patata en un bol y le añadimos los 300 gramos de harina, vamos mezclando y añadimos los huevos, una pizca de sal y nuez moscada. Pasamos a amasar con las manos hasta que quede una mezcla homogénea con la textura correcta. Es el momento de tomar pequeñas porciones y, ayudándonos con un poco de harina, convertir la masa en un rollo fino y largo. Cortamos los ñoquis de 2’5 centímetros de largo y vamos dejándolos en una mesa o bandeja enharinada, para que no se peguen.

Una vez hecho este proceso con toda la masa, los tomamos uno por uno y los pasamos por los dientes de un tenedor, presionando con el pulgar, de forma que los ñoquis adquieran su forma característica. Los volvemos a dejar en la mesa enharinada mientras preparamos una olla con agua y la ponemos al fuego. Cuando el agua empiece a hervir añadimos un poco de sal y echamos poco a poco los ñoquis. Cuando veamos que están bien hechos los colamos y los servimos con la salsa que hayamos elegido.

Si queremos guardar los ñoquis y cocinarlos otro día podemos hacerlo en una bandeja enharinada, para que no se peguen. El día que queramos comérnoslos solamente tendremos que hervir un poco de agua y cocinarlos.

Imagen | Tessy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...