Paredes a base de tiza

Ya no te olvidarás de nada, ahora lo tendrás todo anotado y de manera cómoda, rápida y sencilla. Cada borrado y cuenta nueva, hará renovar tu cocina ofreciéndole vida día a día.

Una cocina con pared de pizarra

Se van acabando los productos en la despensa, nos lo recordamos mentalmente, pero hasta que no nos quedamos totalmente sin provisiones y llega el momento de realizar la compra, no nos ponemos manos a la obra para anotar en un papel todo lo que necesitamos, y para entonces  resulta que ya no nos acordamos de eso que nos hacía falta. Entonces te toca ir armario por armario en la cocina, inspeccionando la nevera y pensando en las recetas que cocinarás a lo largo de la semana, para poder rellenar la lista de la compra. Ahora todo esto podemos evitarlo, y además de una forma muy original que renovará nuestra cocina a lo grande.

En algunas casas es frecuente ver que hay una nota encima de la mesa, o del microondas, o por algún otro lado, y se van anotando poco a poco las cosas que hay que comprar a medida que se acaban. Pero suele ocurrir que al final se pierde la nota o con las prisas no deseas perder el tiempo buscando un bolígrafo, y acabas por no escribir nada. Ahora ya no tendrás motivos para quejarte: ni para encontrar el boli ni para encontrar la nota. Imagina que una de las paredes de tu cocina se ha convertido en una enorme superficie de pizarra. Esa es la idea que nos aporta esta fantástica fotografía, donde la cocina adquiere una estética totalmente diferente y en ningún caso le quita atractivo. Si todos tuviéramos nuestra pared-pizarra donde anotar las cosas, seguro que no se nos olvidaría nada y a la hora de la verdad ya lo tendríamos todo escrito y hecho.

Además esto permite que los dueños de la casa puedan renovar su cocina constantemente pues solamente cambiando lo que hay escrito en la pizarra, parecerá una cocina diferente. Así, puede servir para hacer la lista de la compra, pero también para poner esa receta que acaba de hacer Arguiñano, o incluso para poner una frase chula cada día, o tal vez para realizar dibujos. Le podemos dar mucha vida utilizando tizas de colores y le podemos dar cientas de utilidades diferentes. Aunque a simple vista parezca que una pared totalmente negra es algo espeluznante, la sensación que genera no es esta. Tal vez sea gracias a esa luz natural que penetra por la ventana inundando de vida la cocina.

En cualquier caso es una magnífica idea que podemos conseguir fácilmente con la pintura adecuada y, si nuestra cocina no nos permite realizar este tipo de obra, seguramente haya alguna que otra habitación en el hogar dispuesta a ceder sus paredes.

Fuente y foto: designsponge.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...