Pastel de queso con frutos cítricos, el bocado perfecto

Un postre bien dulce y sabroso, el pastel de queso con frutas cítricas. Un plato perfecto para esos días en los que necesitamos incorporar un poco de azúcar al organismo para recuperar la fuerza y la energía que nos caracteriza; porque nadie puede estar al 100% todos los días.

Hace ya unos cuantos días que no hablamos de ningún postre y ¡no puede ser! Los postres endulzan las comidas y también los días. Por eso de vez en cuando hacer un postre que nos realce y nos anime es básico y casi obligatorio. Hoy, pastel de queso con frutas cítricas, una combinación perfecta. El tiempo de preparación de esta receta es de unos 20-25 minutos, pero necesita pasar un poco más de tiempo en el frigorífico para acabar de cuajarse. Así, el tiempo total oscilará entre las 5 y las 6 horas.

La tarta de queso, perfecta con cítricos u otras frutas.

Pastel de queso con frutas cítricas

Ingredientes para 12 porciones:
•1 taza de galletas integrales (hechas migajas)
•1/3 taza de azúcar moreno
•1/2 barra de mantequilla o margarina (derretida)
•220 gr. de queso crema Philadelphia
•1 taza de azúcar granulado
•2 cucharadas de harina
•1 cucharadita de vainilla
•1 cucharadita de ralladura de naranja
•1 cucharadita de ralladura de limón
•1 cucharadita de ralladura de lima
•1 cucharada de zumo de naranja
•1 cucharada de zumo de limón
•1 cucharada de zumo de lima
•4 huevos

Preparación:
Empezamos precalentando el horno a 150 ºC. Mientras esperamos, mezclamos las migajas de galletas integrales con el azúcar moreno y la mantequilla y colocamos (presionando) la mezcla en el fondo de un molde. Metemos este molde en el horno y horneamos durante 10 minutos.


En un bol batimos con una batidora eléctrica el queso Philadelphia junto con el azúcar granulado, la harina y la vainilla hasta que quede una masa heterogénea. Después incorporamos los diferentes tipos de ralladuras y los zumos. Añadimos los huevos (es importante que los añadamos de uno en uno) mientras batimos a una velocidad baja. Seguimos batiendo hasta que veamos que la masa haya quedado bien mezclada. Acto seguido vertimos la masa sobre la mezcla de migajas que teníamos en el molde.

Es el turno de hornear el producto durante una hora hasta que veamos que esté listo. Al sacarlo podemos quitarlo del molde o no, pero debemos meterlo dentro de la nevera unas 4 horas. Pasado este tiempo, ya tendremos nuestro postre ¡listo para ser degustado!

Ya veis que no es muy complicado, sólo hay que seguir los pasos al pie de la letra y no perder la esperanza. Puede que el primero no salga perfecto, pero con el tiempo perfeccionareis la técnica.

Foto por The dugger en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...