Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso

Hoy prepararemos un plato para los más pequeños de la casa, pechugas rellenas de jamón y queso.

Tener niños pequeños significa muchas veces sacrificar unas vieiras gratinadas por unos espaguetis boloñesa. Aun así, los pequeños de la casa nunca dejaran de sorprendernos y en alguna ocasión prefieren los platos de los mayores a un simple trozo de merluza rebozada. Para llegar a un punto medio entre el escalope con patatas y el tartar de bonito os proponemos preparar el plato que os presentamos a continuación. Se trata de unas pechugas de pollo rellenas de queso y jamón, un poco de elaboración con toques infantiles. Si os atrevéis y vuestros niños os piden otras variaciones podéis atreveros a rellenarlas de dátiles.

Rellena las pechugas del queso que más te guste

Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso
Ingredientes:
-2 pechugas de pollo enteras
-4 lonchas de jamón york
-4 lonchas de queso
-8 lonchas de bacon
-1 cebolla
-Sal
Aceite de oliva
-1 vaso de vino blanco

Preparación:
Abrimos las pechugas por la mitad, las salamos y les añadimos las lonchas de jamón, queso y bacon. Enrollamos las pechugas y las atamos con cordel para cocinar para evitar que salga el relleno mientras las estamos preparando. Salamos y cortamos la cebolla en juliana. Después, cogemos una cacerola y la ponemos al fuego; le añadimos un chorrito de aceite de oliva y añadimos la cebolla que habíamos cortado. La hacemos a fuego lento y antes de que empiece a oscurecerse la retiramos del fuego y la reservamos.

En el mismo aceite que hemos utilizado doramos las pechugas que tenemos enrolladas hasta que cojan color, añadimos la cebolla y el vaso de vino blanco. El líquido debe llegar hasta la mitad de los rollitos, si no es así, añadimos un poco de agua. Ahora, debemos bajar el fuego hasta casi el mínimo y dejar que las pechugas se hagan bien y queden bien blandas. Durante unos 35 minutos coceremos los ingredientes a fuego lento.

Una vez pasado el tiempo marcado, retiramos las pechugas y pasamos el resto de ingredientes junto con la salsa que habrá soltado el pollo por la batidora. El momento indicado para parar de batir será cuando la salsa consiga una textura homogénea y espesa. ¡Solamente nos queda servir! Para ello, quitaremos el cordel de las pechugas, las cortaremos en rodajas con cuidado de que no salga el relleno y les echaremos la salsa que hemos preparado por encima. Un placer tanto para pequeños como para mayores.

Imagen | pake

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...