Perol cordobés, perfecto para la comida de empresa

El perol es uno de los platos más típicos de Córdoba. En estas fechas tan especiales, en las que las comidas de navidad se extienden por doquier, no puede faltar en la mesa.

Con la Navidad llegan las comidas de empresa y con ellas una serie de recetas típicas y muy recurrentes. Por casualidades y azares de la vida este año me he colado en una comida de empresa en Córdoba y allí el plato estrella está más que definido: el perol cordobés. La tradición de la zona era la de salir al campo que rodeaba la ciudad amurallada y pasar un día en el campo con la familia y los amigos preparando un perol; este plato, que toma su nombre del recipiente en el que se elabora, es una receta a camino entre la paella y el arroz caldoso. A día de hoy, la comida al aire libre se ha sustituido por la comida en un restaurante, pero el plato sigue siendo el mismo y su protagonismo es indiscutible. ¿Queréis saber cómo preparar un buen perol cordobés? Atención a las instrucciones.

El perol, ¡en pleno proceso de cocción!

Perol cordobés
Ingredientes (para 4 personas):
•2 tomates
•1 pimiento rojo
•1 pimiento verde
•4 dientes de ajo
•2 puñados de arroz bomba por persona
•1 pollo
•1 vaso de vino
•Agua
•200 gr. de champiñones
•Pimientos morrones
•Sal
•Pimienta
•Azafrán
•Pimentón dulce
•Colorante

Preparación:
Empezamos nuestra receta preparando el pollo, debemos limpiarlo y trocearlo, aunque podemos hacerlo en casa o pedir en la carnicería que nos lo hagan. Una vez lista la carne, echamos aceite en el perol hasta que cubramos el fondo y lo ponemos al fuego; cuando el aceite esté caliente añadimos el pollo y rehogamos hasta que esté bien hecho, sacamos y reservamos. Después, picamos los dos tipos de pimiento que tenemos (el verde y el rojo). Primero echaremos el rojo en el aceite y pasados unos 3 minutos haremos lo propio con el verde. Dos minutos más tarde echamos las cabezas de ajo también picadas y rehogamos todos los ingredientes en el aceite a fuego lento; echamos el tomate picado y dejamos que toda la mezcla se sofría a fuego lento.

Cuando veamos que el tomate empieza a deshacerse podemos añadir los champiñones, unos minutos más tarde incorporamos el pollo que teníamos reservado y mantenemos en el fuego sin dejar de remover. Salpimentamos, añadimos el azafrán, una cucharada de pimentón dulce, un vaso de vino y agua hasta llenar el perol. Seguimos removiendo. Subimos el fuego y esperamos hasta que el líquido empiece a hervir, momento en el que bajaremos la temperatura. Cuando veamos que el agua se ha consumido echamos el arroz y rehogamos. Añadimos dos partes y media de agua por parte de arroz que hayamos introducido, el colorante y dejamos que hierva.

Cuando veamos que se ha consumido la mitad del caldo troceamos el pimentón morrón y lo añadimos a nuestro perol, probamos y rectificamos de sal si es necesario. Cuando veamos que el arroz está hecho paramos el fuego, dejamos asentar unos minutos y servimos. ¡Bon apetit!

Imagen | Neus Medina

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...