Pinchos de queso con miel, especial para niños

La receta de hoy está dedicada a los niños, porque ellos también merecen comer platos divertidos e innovadores. ¡Esperamos que os guste!

Cocinar para los niños no siempre es divertido. Preparar pollo empanado, pizzas, patatas fritas y similares, además de no ser saludable puede llegar a ser muy aburrido. Por ello, si tenemos un poco de imaginación y ganas de innovar, podemos llegar a crear recetas muy divertidas con los ingredientes que más gustan a nuestros niños. Y es que ¿a qué niño no le gusta el queso? Para satisfacer esas ansias de lácteos que muchas veces tienen, aquí os presentamos una receta muy divertida y original, pinchos de queso con miel. ¿Te atreves?

Podemos usar queso de cabra o cualquier otro tipo

Pinchos de queso con miel
Ingredientes:
-200 gr. de queso de cabra
-50 gr. de harina
-1 huevo
-50 gr. de pan rallado
-75 gr. de semillas de sésamo
Miel
Aceite de oliva

Preparación:
El mejor queso que podemos utilizar para preparar esta receta es el de queso de cabra, aunque podemos cambiarlo si lo preferimos. Empezamos cortando el queso en dados; en un plato echamos la harina, en otro el huevo batido y en otro el pan rallado. Así, pasamos el queso primero por la harina, después por el huevo y finalmente por el pan.

Después, volvemos a pasar el queso por el huevo, para poder pasarlo por las semillas de sésamo (colocadas en otro plato) y lo acabamos de apretar con los dedos para que se peguen bien las semillas.

Ahora, cogemos una sartén, le añadimos un chorro abundante de aceite y lo ponemos al fuego. Cuando esté caliente, añadimos los dados que queso con sésamo hasta que estén bien dorados. No hace falta dejarlos mucho tiempo al fuego pues solamente queremos que cojan color por fuera, por dentro el queso no hace falta que se haga. Sacamos los dados del aceite y los colocamos encima de papel de cocina, para que se escurran bien.

En un bol, calentamos 5 o 6 cucharadas de miel de flores durante unos 20 segundos. Removemos bien para que quede homogénea y preparamos para servir. Para ello, colocamos en una bandeja los daditos de queso pinchados con un palillo para que sea más sencillo cogerlos, y la miel en un cacito aparte; de esta forma, los que quieran comerlos con miel podrán añadirla y a los que no les guste no les supondrá un problema. ¡Esperamos que los disfrutéis!

Cuando los hayas preparado, ¡no olvidéis comentarnos vuestra experiencia! ¡Y la opinión de los niños!

Imagen | quinn.anya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...