Pisto de calabacín, un plato para los mediodías estresantes

Hay muchas formas de preparar las verduras; podemos hacer cremas, asarlas a la plancha, utilizarlas como acompañamiento… una receta de verduras sencilla es el pisto, sólo tienes que freír las verduritas y mezclarlas todas. Es un plato muy útil si tienes poco tiempo para comer, ya que puedes dejarlo hecho por la noche y calentarlo a la hora de comer.

Las verduras y hortalizas son la base de todas las pirámides nutricionales. Pueden tomarse a la plancha, en crema, como acompañamiento o en alguna original receta, cualquier excusa y plato es bueno para comer verduras y hortalizas. Estas nos aportan nutrientes y vitaminas muy importantes para mantenernos fuertes y llevar una dieta equilibrada. Hoy, pisto de calabacín, un plato ideal para el mediodía.

Pisto de calabacín
Ingredientes:
•Cinco cucharadas soperas de aceite
•2kg de calabacines
•2 cebollas grandes
•1kg de tomates (mejor si son maduros)
•1cucharadadita de azúcar
sal
•2 pimientos verdes (medianos)

Calabacín, pimiento verde, cebolla y tomate.

Modo de preparación:
Para empezar, vertimos en una sartén 3 cucharadas soperas de aceite y ponemos la sartén a calentar; añadimos las cebollas (previamente peladas y picadas), y vamos dándole vueltas con una cuchara de madera, hasta que la cebolla se poche (unos 10-15 minutos a fuego lento). Pelamos y se cortamos los calabacines en cuadraditos, quitándoles las simientes, y los agregamos a la cebolla, dándoles unas vueltas para que queden sofritos.

En un bol aparte, hacemos la salsa de tomate y la echamos sobre el calabacín y la cebolla, es importante que lo removamos todo bien y que mantengamos el fuego bastante bajo, ya que sino se nos quemaran los ingredientes. Dejamos toda la mezcla al fuego durante unos 25 minutos. Si durante este tiempo vemos que se ha absorbido todo el aceite añadimos un poco de agua, pero es importante que esta esté caliente, para no romper el ciclo de cocción.

Si queremos, podemos añadir los pimientos verdes, los lavamos, les quitamos el rabito y la simiente, también los cortamos a cuadraditos. En una sartén pequeña, ponemos 2 cucharadas soperas de aceite a calentar y añadimos los pimientos. Cubrimos la sartén con una tapadera y, a fuego lento, dejamos que se vayan haciendo durante unos 25 minutos más o menos, moviendo de vez en cuando la sartén para que no se agarren.

Justo antes de servir añadimos los pimientos al pisto para que cojan el sabor de las verduras. Una vez hecho, podemos servirlo en una fuente o pasarlo por el pasapurés y hacer una crema. Además, si tenemos poco tiempo para comer al mediodía podemos dejarlo hecho por la noche, a la hora de comer sólo tendremos que calentar el plato ¡y listo! Una comida sana y nutritiva que podemos dejar preparada. Se acabaron las aburridas ensaladas para comer sano.

Calabacín cocido por jlastras en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...