Pollo teriyaki con fideos al sésamo, el sabor de oriente en tu cocina

La salsa teriyaki mezclada con la pasta y la carne… un sabor de otra galaxia

Hoy para comer otro plato hecho al wok. Un plato con aires orientales que te permitirá disfrutar del increíble sabor de la salsa teriyaki mezclada con la carne y la pasta. ¿Cómo? ¿Qué todavía no has probado la salsa teriyaki? ¡Es tu momento!

Pollo teriyaki con fideos al sésamo

Pollo teriyaki con fideos al sésamo

Ingredientes:
Para hacer el pollo

-4 pechugas de pollo (175 gr. cada una)
-4 cucharadas de salsa teriyaki
Aceite

Para hacer los fideos
-250 gr. de fideos de trigo finos
-1 cucharada de aceite de sésamo
-2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
-Perejil
-Sal
-Pimienta

Preparación:

Para preparar este delicioso plato oriental, empezaremos preparando las pechugas. Para ello, haremos 3 cortes diagonales en cada pechuga con un cuchillo y las untaremos con la salsa teriyaki. Para preparar esta salsa, tenemos dos opciones: prepararla casera o comprarla hecha en el supermercado, dependiendo del tiempo que tengas disponible podrás optar por una u otra opción.

Dejaremos macerar las pechugas durante unos 10 minutos, las cubriremos y las dejaremos durante unas horas en el frigorífico. Al deber tenerlas unas cuantas horas en frío es mejor que prepares la carne la noche anterior a preparar la receta. Llegado el momento, asaremos las pechugas a una temperatura media-alta. Después, prepararemos los fideos; para ello, ponemos al fuego una cazuela con agua y esperamos a que el líquido empiece a hervir, cuando lo haga echaremos los fideos y esperaremos unos 3 minutos (hasta que veamos que estén tiernos). Una vez hervidos, los escurriremos y los pasaremos por agua fría.

Volvemos a poner las pechugas en la sartén y mientras acaban de hacerse les untaremos un poco más de salsa teriyaki. Pondremos el wok al fuego, le añadiremos un poco de aceite y los fideos; cuando estén calientes añadiremos las semillas de sésamo, el perejil, un poco de sal y pimienta. A partir de aquí, tenemos dos opciones: la primera es servir los fideos y el pollo por separado, de forma que los fideos nos sirvan de guarnición. La segunda opción es prepara el plato con todos los ingredientes juntos; es decir, cortar el pollo en cuadraditos más o menor regulares y añadirlos al wok después de calentar los fideos. Personalmente, me gusta mucho más la segunda opción ya que así, la salsa teriyaki impregna también los fideos, pero se trata de un gusto personal. Así que pruébalo de las dos formas y ¡dinos cuál es tu preferida!

Foto: Teriyaki Chicken (…) por avlxz en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...