Pollo trufado, ¡añádele tantas capas como quieras!

Hoy prepararemos un pollo trufado, un plato muy sencillo de preparar que solamente necesita tiempo para reposar.

Se acerca época de celebraciones y con ellas comidas, cenas y demás actos en los que tener un buen recetario es básico y fundamental para la supervivencia. Ya llevamos mucho tiempo añadiendo recetas a ese libro de cocina que cada uno tenemos en casa y hoy, para seguir engrosándolo, vamos a preparar un pollo trufado. ¡Serás el mejor anfitrión!

Acompáñalo de una ensalada y ¡Buen provecho!

Pollo trufado
Ingredientes:
•2 pechugas de pollo
•½ kg. de ternera picada
•½ kg. de magra de cerdo
•2 botes de trufa
•¼ kg. de jamón serrano
•¼ kg. de jamón york
•2 huevos
•2 vaso vino blanco
•Apio
•Sal
•Pimienta negra

Preparación:
Empezaremos preparando la carne y por eso, amasamos la carne de cerdo y la de ternera durante unos minutos en un bol; después, añadimos el vaso de vino, un poco de sal y pimienta y el jugo de uno de los dos botes de trufa. Seguimos amasando y reservamos.

Ahora, sacamos la bandeja del horno y colocamos una capa con los filetes de las pechugas de pollo que habremos hecho previamente. Encima extenderemos la mezcla de carne picada que hemos reservado antes, una capa de jamón serrano y otra de jamón york y unas cuantas trufas a taquitos. Repetimos el procedimiento y acabamos con una capa de filetes de pechuga de pollo.

Es el momento de enrollar todas las capas y atar con un trozo de cuerda o hilo. A continuación cogeremos una venda y con ella envolveremos la carne y volveremos a atar con hilo. Una vez hecho, cogeremos una cazuela, le añadiremos agua y sumergiremos en ella la carne enrollada. El líquido debe tapar por completo la carne.

Añadiremos el apio, 1 vaso de vino y una pizca de sal. Dejaremos que hierva durante un buen rato (una hora por kilógramo) y cuando veamos que el tiempo ya ha pasado y el pollo está cocido lo colocaremos en una bandeja y lo dejaremos reposar durante toda la noche, unas 12 horas. A la mañana siguiente quitaremos la primera capa de hilo y vendas del pollo y lo dejaremos solamente con la última capa de hilo. Lo taparemos con papel film transparente y conservaremos en la nevera hasta la hora de comer. Para servirlo es mejor que lo cortemos en la cocina y lo presentemos en una bandeja hecho rodajas, para que cada comensal pueda coger la suya y disfrutar de la comida.

Imagen | Isabel60

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...