Pon orden en tu nevera y consigue un preciado espacio extra

Sigue estos consejos para limpiar tu nevera adecuadamente y organizar todas las cosas de su interior.

Aprende a poner orden en tu nevera cuandola limpies

Para que haya armonía en el hogar muchas personas comienzan por algo esencial: la cocina. ¿Cuántas veces no has llegado del supermercado de comprar la comida de la semana y cuando te das cuenta no tienes espacio suficiente en la nevera?

Esos instantes de total agobio, al momento de vaciar las bolsas y darte cuenta que no hay nada en orden, pueden quedarse en el pasado si sigues al pie de la letra estos siguientes consejos. ¡Sácale provecho a tu refrigerador y alarga la vida de tus alimentos!

Limpieza ante todo

No hay nada más importante que la pulcritud en la cocina, principalmente en la nevera.

Para eso debes vaciar tu frigorífico, sacando los alimentos que tengas guardados para acomodarlos correctamente, así como para botar aquellos que están dañados.

Para limpiar el interior mezcla agua, vinagre y bicarbonato, eso servirá también para desinfectar.

De tener algún tipo de lácteos y/o carnes, es recomendable ponerlos en una nevera portátil mientras haces la limpieza.

¡Atención! Al momento de hacer la limpieza se debe desenchufar la nevera. Para secarla, usa un paño de cocina, o deja las puertas abiertas para que se vaya ventilando y desaparezca el olor a comida.

Usa adecuadamente la puerta de la nevera

Es la parte de la nevera que más usamos y, por consiguiente, con la que más problemas se tiene.

Pues bien, una buena manera de no perder tanto tiempo al momento de abrirla tratando de buscar las cosas es poniendo todo en orden.

Ya sean salsas, aderezos o cualquier tipo de bebidas es colocándolas por orden de tamaño. Eso sí, nunca coloques la leche u otro alimento de gran tamaño en ese espacio.

Ordena los cajones de las verduras

Estos cajones son muy importantes al momento de ordenar los alimentos dentro de tu nevera, ya que cada una está asignada para algo. Seguramente te preguntarás el por qué, y es que las verduras y la propia carne pueden crear algún tipo de líquido, algo que puede terminar contaminando cualquier otro alimento que esté cerca.

Para evitar un desastre de gran magnitud con estos alimentos, pues varios de ellos no tienen vida duradera (como los tomates, cebollas o plátanos), es mejor colocarlos en un carro para las verduras y así ganar un espacio considerable.

En el caso de las carnes o pollos, envolverlos en una bolsa y guardarlos en la parte de arriba del refrigerador.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...