Prepara pan y unas deliciosas galletas, ¡apto para celíacos!

Galletas y pan aptos para celíacos. ¡Disfruta de los pequeños placeres!

Las personas que deben seguir una dieta sin gluten pueden llevar una vida normal, solamente necesitan adaptar los alimentos a su condición y respetar los ingredientes que pueden y no pueden comer. Hoy, vamos a preparar galletas y pan aptos para celíacos.

Pan para celíacos
Ingredientes
-1 kg de harina (sin gluten)
-2 sobres de levadura en polvo (sin gluten)
-2 cucharadas de sal
-700 ml de agua
-1 huevo

Pan casero sin gluten.

Preparación
Para preparar un delicioso pan apto para celíacos empezamos cogiendo ½ kg. de la harina que teníamos preparada y la extendemos sobre la mesa. Hacemos un hueco en el centro y echamos un poco de agua, sal y levadura. Amasamos todos los ingredientes mientras vamos añadiendo las cantidades de harina y agua que nos faltaban. Cuando veamos que hemos conseguido una masa homogénea que no se nos pega a los dedos, podemos empezar a darle forma. Podemos hacer un pan grande o panecillos individuales, dependiendo de la utilización que queramos darle. Una vez moldeados, los envolvemos en papel de plástico y los dejamos reposar unos 30 minutos. Mientras esperamos precalentamos el horno a 200 grados. Una vez pasados los 30 minutos, batimos el huevo y lo untamos al pan. Metemos los panecillos en el horno y los mantenemos ahí durante 20 minutos. Cuando los saquemos, estarán listos para servir.

Galletas para celíacos
Ingredientes:
-200 gr. de azúcar glas libre de gluten
-130 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
-250 gr. de harina refinada de maíz (o harina especial para celíacos)
-1 huevo
-1 cucharadita de esencia de vainilla (libre de gluten)

Preparación
Mezclamos los 200 gr. de azúcar con los 130 gr. de mantequilla hasta conseguir una masa homogénea y blanqueada. Batimos el huevo y lo incorporamos a la masa; después, añadimos la esencia de vainilla y mezclamos bien los ingredientes. Por último, añadimos la harina refinada o especial y volvemos a mezclar. Ahora, formamos una bola con la masa y la envolvemos con papel de cocina, de la misma forma que hemos hecho con los panecillos; esta vez, la meteremos en la nevera durante una hora. Pasado este tiempo, la sacamos de la nevera y formamos pequeñas bolas (del tamaño que queramos las galletas). Las aplastamos ligeramente y las colocamos en una bandeja de horno. Las horneamos durante unos 25 minutos a 180 grados y ¡listo! Ya tenemos nuestro postre preparado.

Foto por little blue hen en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...