Prepara una lubina al horno en 30 minutos

¿Te apetece comer un plato equilibrado y fácil de preparar?

Hace tiempo que no hacemos ninguna receta con pescado, ese ingrediente que sólo se aprecia con el paso de los años, y sino, que se lo pregunten a vuestros hijos, sobrinos y hermanos. Para hoy una receta muy sencilla pero deliciosa. Una receta para la que sólo necesitareis invertir media hora y de la que podréis disfrutar toda la familia. Está pensada para dos comensales, por lo que si sois más a la mesa, simplemente deberás multiplicar las cantidades. Ahí va:

Lubina al horno

Ingredientes:
-1 lubina
-1 limón
-Vino blanco
Aceite
-Sal
-Laurel
-Ajos
-Pimentón dulce

Lubina al horno.


Preparación:
Para hacer este plato es vital que la lubina que compres sea de calidad, por ello, ve a tu pescadería de confianza y compra una lubina de tamaño medio, que puedas meter en una bandeja y en el horno; si sois más de dos, compra dos. A partir de aquí tienes dos opciones, pedirle al pescadero que te la limpie y que te la de sin cabeza ni cola o hacerlo tú mismo si tienes experiencia. La decisión es tuya.

Para empezar a preparar la receta lo primero que debemos hacer es poner a precalentar el horno, para ello, lo ponemos a precalentar a unos 150º – 180º. Cogemos una bandeja que podamos meter en el horno y que quepa y le ponemos la lubina. Le añadimos un chorrito de aceite y otro de vino blanco, un poco de sal, exprimimos el limón y lo echamos por encima y colocamos por encima del pescado alguna hoja de laurel.

Abrimos el horno, que ya estará suficientemente caliente, y le introducimos la bandeja. Dejamos que nuestro pescado se haga durante unos 15 minutos y mientras esperamos preparamos una salsita. Cogemos una sartén, le añadimos un poco de aceite y sofreímos unos cuantos ajos. Cuando veamos que empiezan a hacerse les añadimos unas cucharaditas de pimentón dulce, removemos y apagamos el fuego. Pasados los 15 minutos sacamos el pescado del horno y le echamos por encima la salsita que hemos preparado. Así, nuestro plato ya está listo para comer, sólo queda poner la mesa, hacer los platos y servirlos. ¡Ves que fácil! Para que luego se diga que comer sano cuesta demasiado tiempo. Aquí tienes una receta 100% equilibrada y muy fácil de preparar. ¡Verás como gusta tanto a niños como a mayores! Una apuesta asegurada.

Foto por crastino en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...