Pudin de pan y nueces, un postre caramelizado

Un postre muy bueno que nos sirve tanto para servir después de una comida como para merendar es el pudin de pan y nueces. Este postre consta de una receta muy sencilla, lo que permitirá a un cocinero novato a aventurarse en el mundo de los postres.

La receta del pudin de pan y nueces es una receta muy sencilla, por lo que cualquier persona con un mínimo de experiencia en la cocina puede aventurarse a prepararla.

Ingredientes:
•Pan, Bizcocho o Magdalenas
•4 huevos
•1/2 l de leche entera
•1 cucharada de canela
•1 cucharadita de esencia de vainilla
•Ralladura de naranja
•100 gr. de nueces
•1 limón

Preparación:
Para empezar, preparamos los ingredientes con los que vamos a aromatizar la leche. Lavamos el limón y la naranja, después pelamos la piel del limón muy finita y rallamos la naranja; cuando acabemos los dejamos a un lado y seguimos con el resto de ingredientes. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición, en ese momento bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos la piel del limón, la ralladura de la naranja, la esencia de vainilla y la cucharadita de canela. Lo volemos a poner en el fuego y lo dejamos a temperatura muy baja durante 5 minutos, después retiramos del fuego y dejamos reposar otros 5 minutos.

Pudin, un postre para cualquier momento.

Ahora colamos la mezcla que hemos calentado y le añadimos el pan, o el ingrediente que hayamos elegido, cortado en rebanadas finas, lo removemos hasta que se empiece a ablandar. Una vez hecho, batimos los huevos con el azúcar y los introducimos a la anterior mezcla, lo removemos todo hasta que quede una masa cremosa.

Es el turno de preparar el caramelo. Para ello, ponemos un cazo o una sartén al fuego a temperatura media para que alcance temperatura. Añadimos 5 cucharadas de azúcar y 2 de agua. Lo dejamos al fuego medio sin remover y veremos como poco a poco se empiezan a formar pequeñas burbujas y que el azúcar cambia de color, cuando suceda esto, removemos con una cuchara de madera y ayudamos a mezclarlo todo. Retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que alcance el color miel tostado del caramelo y añadimos unas gotitas de zumo de limón. Dejamos que se enfríe durante un minuto y embadurnamos con el caramelo las paredes de recipiente en el que haremos el pudin.

En el horno rellenamos la bandeja con agua y lo subimos a 200º hasta que empiece a hervir. Después introducimos la crema de pudin que habíamos preparado en el molde y le añadimos las nueces previamente enharinadas para que no bajen al fondo del recipiente y se queden en el medio del pudin. Lo metemos al horno en la bandeja con el agua durante 50 minutos a 180º. Cuando veamos que nuestro postre ya está hecho, lo sacamos del horno y lo metemos en la nevera, donde lo dejaremos enfriar. Cuando esté listo (24 horas después), lo sacamos del molde y lo ponemos en una bandeja, desde la que lo serviremos.

Foto por scaredy_kat en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...