Pularda rellena, un plato cinco estrellas

Descubre el placer de cocinar preparando recetas más elaboradas.

Hay días en los que nos apetece ponernos manos a la obra y preparar recetas más complicadas. Días en los que la cocina nos relaja y nos invita a pasar, por lo que debemos tener una serie de recetas más elaboradas en la recámara. Entre estas recetas no puede faltar la pularda rellena, un plato que necesita un poco de más de elaboración pero que trae excelentes resultados.

Pularda rellena
Ingredientes (para 8 personas):
-1 pularda
-50 gr. de piñones
-100 gr. de ciruelas pasas
-100 gr. de mantequilla
-1 cebolla
-2 tomates
-Manteca de cerdo
Aceite de oliva
-Sal
-Pimienta
-Orégano
-Laurel

Para el relleno:
-Un puñado de pasas remojadas
-Un puñado de orejones remojados
-50 gr. de piñones
-6 salchichas
-Jamón York
-Perejil
-Sal
-Pimienta
-Canela

Pularda rellena lista para comer.


Preparación:
Para poder preparar correctamente la pularda necesitamos unos pasos de preparación previa 24 horas de empezar a cocinar nuestro plato. Para ello, debemos empezar limpiando a conciencia el interior de la pularda; podemos hacerlo nosotros mismos o pedirle a nuestro carnicero que lo haga. Una vez limpia, salpimentamos el interior e introducimos en una jeringa los 100 gr. de mantequilla que teníamos preparada derretida. Vamos pinchando por diversos sitios nuestra carne y añadiéndole chorritos de mantequilla derretida. Una vez hecho, dejamos que la pularda repose durante toda la noche para que al día siguiente la carne esté blanda.

Para el relleno, remojamos los orejones y las ciruelas pasas; cogemos una sartén y las sofreímos. Añadimos los piñones, sal, pimienta y un poco de perejil. Cuando este todo bien sofreído, reservamos. En el siguiente paso, cortamos en taquitos muy pequeños las salchichas y el jamón y los freímos. Una vez hechos apartamos con el resto de ingredientes hasta que estén fríos.

Cuando todos nuestros ingredientes se hayan enfriado, los introducimos en el interior de la pularda y la cosemos con una aguja de lana y el hilo especial para cocinar. Cogemos una bandeja y le ponemos la manteca de cerdo, unas hojas de laurel, q cebolla entera (pelada) y los dos tomates maduros. También le ponemos la pularda, la salpimentamos y le añadimos un poco de orégano. Metemos la bandeja en el horno y dejamos que la carne se haga a 150º durante unas 3 horas. Pero durante estas tres horas no podemos dejar de estar pendientes de nuestro plato. Durante las primeras horas taparemos la pularda con papel de plata para que no se queme y pueda hacerse poco a poco por dentro; además, a medida que vaya pasando el tiempo debemos ir añadiendo en la bandeja un poco de agua para que vaya haciéndose la salsa.

Pasadas las 3 horas ¡ya tenemos nuestro plato listo para servir! ¡Buen provecho!

Foto por juanpol en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...