Pulpo a la gallega, lo mejor del norte

Uno de los platos que podemos preparar para tapear es el pulpo a la gallega, un plato típico de Galicia.

La gastronomía gallega es muy rica y variada y si bien está basada esencialmente en productos del mar también es puntera en otros sectores. La queimada, por ejemplo, es uno de los aguardientes más ricos que hay. Hoy, sin embargo, nos dejaremos llevar por uno de los platos más populares de la región: el pulpo a la gallega. Si bien esta receta es típica de Galicia a día de hoy puede encontrarse en cualquier bar de tapas que se precie, de esta forma, los gallegos esparcidos por la península pueden placar la morriña por su tierra y disfrutar de este plato de mar tan delicioso.

Un plato con un sabor muy especial

Pulpo a la gallega
Ingredientes (para 4 personas):
•Pulpo de 2 quilogramos
•200 ml. de aceite de oliva
•1 cebolla
•4 patatas
•Pimentón dulce
•Pimentón picante
•Sal gruesa

Preparación:
Lo primero que debemos hacer, antes de cocinar el pulpo, es ablandarlo. Para ello, lo metemos en el congelador y lo mantenemos congelado durante dos días, de esta forma conseguiremos que el agua que contiene el animal se convierta en hielo, mate el nervio y la carne quede más tierna.

Un día antes de preparar la receta sacamos el pulpo del congelador, lo metemos en el frigorífico y dejamos que se descongele lentamente, sin sufrir cambios bruscos de temperatura. Una vez descongelado, ponemos una cazuela con agua al fuego, le añadimos la cebolla y cuando el agua empiece a hervir le añadimos el pulpo. Pero para introducir al animal no lo haremos de forma corriente, sino siguiendo estos pasos: cogemos el pulpo por la cabeza y lo metemos y sacamos de la cazuela tres veces, antes de dejarlo en el agua. Es muy importante que tengas cuidado con el agua, pues estará hirviendo y podrías quemarte.

Ahora, dejamos cocer durante unos 50 minutos, aunque depende del tamaño del pulpo que hayamos escogido. Pasado este tiempo retiramos la cazuela del fuego, la tapamos y dejamos reposar durante 15 minutos. Sacamos el pulpo del agua y en el mismo líquido añadimos las patatas peladas y cortadas. Cuando estén hechas las sacamos del agua y las escurrimos.

Ha llegado el momento de servir nuestro plato, para ello cogemos unas tijeras y cortamos el pulpo en trozos, los colocamos en el plato junto con las patatas y aliñamos con aceite, pimentón dulce y picante y una pizca de sal gruesa. Ya tenemos nuestro pulpo a la gallega listo para servir ¡Buen provecho!

Imagen | Fiammeta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...