¡Que no se mezclen tus tazas!

Consigue Tattle, una colección de tazas diseñada por Mixusstudio, que te permitirá identificar siempre tu taza y formar palabras gracias a sus asas con forma de letra.

Tazas diferenciadas

Que no se diga que todas las tazas son iguales ni muchos menos que nosotros tenemos las más vulgares del mundo. Cada día se diseñan nuevas muy originales y además, con un nuevo sentido. ¿Verdad que muchas veces ocurre eso de que no sabes cuál es tu taza de la que bebiste? Llegas a la cocina y no recuerdas donde la colocaste antes de salir. Llegas a la mesa y te encuentras que donde la dejaste ahora hay dos idénticas al ladito, y de nuevo no sabes cuál escoger. Para estas circunstancias necesitaríamos marcar cada taza de alguna manera, y si no queremos perder la elegancia del color blanco… solo nos queda una forma de hacerlo. ¿Lo vemos?

Esta colección de tazas que os traigo hoy se llama Tattle Tale y tiene una peculiaridad que seguramente no habíamos visto antes: cada taza presenta una letra del abecedario engarzada en el asa, o mejor dicho: el asa es en realidad una letra. Se convierten así en unas innovadoras tazas que guardan todas las líneas clásicas en cuanto a color y forma, y ponen su granito de originalidad en el tipo de asa. Todas las letras, si nos fijamos, tienen un agarre particular y ninguno resulta difícil de emplear: figuras como la D, la Q y la O, tienen ese agujerito para meter el dedo y levantar la taza; otras figuras como la A, la M o la Y, se pueden agarrar pinzando la letra con dos dedos. Ambas posiciones son igual de cómodas y nos permitirán hacer uso de cada una de estas tazas diseñadas por Mixusstudio.

Se acabó eso de no saber cuál es mi taza y cuál es la del vecino. Ahora podemos servir el café, el té o la leche según el nombre de la persona, otorgándole la taza con la letra correspondiente. El inconveniente como veis será que haya dos personas con el mismo nombre bajo el mismo techo… en este caso aunque tuviéramos dos tazas repetidas con la misma letra y mantuviéramos la originalidad, no nos servirían para diferenciarlas. Pero como todo tiene solución… seguro que se os ocurre alguna cosa improvisada si se da esta circunstancia, como por ejemplo entregarle la letra de su primer apellido o segundo nombre.

Y si alguno está muy aburrido, también puede formar palabras juntando varias tazas en fila, y sacar unas fotografías bien chulas para compartir en las redes sociales.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...