Guía: ¿Qué tipo de cocina te conviene: vitrocerámica, gas o inducción?

A la hora de elegir una nueva cocina, el tipo de energía que utiliza seguramente juegue un papel fundamental. Pero no lo es menos seleccionar el tipo de fuego y consumo que se adaptan a tus necesidades.

vitroceramica

Cuando se habla del montaje de una cocina integral no solo se hace referencia al tipo de muebles que se utilizarán, o a su decoración, sino también a los electrodomésticos que van a formar parte de ella. En este caso, ya sea por una reforma íntegra, o por un cambio de la cocina, queremos hablarte de los tipos de cocina que existen en el mercado y de las diferencias que encontrarás al decantarte por una u otra. Hoy en día los tipos de cocina que podemos tener son: vitrocerámica, gas o inducción.

Las cocinas de gas tienen un calor vivo y controlado, las vitrocerámicas admiten muchos recipientes, y las de inducción son muy fáciles de limpiar. Cada una tiene sus defensores, pero lo cierto es que cada cocina tiene sus ventajas y desventajas. Hoy te voy a mostrar cuales son para que tú mismo decidas qué tipo de cocina se ajusta más a tus necesidades.

Cocinas de gas

En Europa las cocinas de gas se mantienen como un estándar en los lugares en los que no hay gas ciudad y en casas de considerables dimensiones. Sin embargo, todo aquel que reforma su cocina, salvo excepciones muy específicas, prefiere pasarse a la comodidad de la electricidad. Eso sí, en Estados Unidos estas cocinas se han vuelto a poner de moda y están presentes en los proyectos de diseño más vanguardistas.

Ventajas

  • Consumen poca energía
  • Calientan rápido
  • Admiten todo tipo de recipientes

Inconvenientes

  • Son difíciles de limpiar, pues la suciedad se acumula en los quemadores y las parrillas.
  • Causan accidentes debido a los despistes con el fuego
  • La mayoría funcionan con bombonas de gas y hay que estar pendientes de reponerla.

Cocinas de vitrocerámica

La vitrocerámica es la cocina que se encuentra a medio camino entre la tecnología del gas y la inducción. Es recomendable por su precio, mucho más asequible, aunque cada vez compensa menos tanto por el gasto eléctrico como por la facilidad con la que se puede llegar a estropear. Además, requiere más tiempo para cocinar los mismos alimentos.

Ventajas

  • Son más baratas que las de inducción
  • Son más fáciles de limpiar que las cocinas de gas.
  • Permiten todo tipo de recipientes
  • Conservan el calor residual, por lo que se pueden apagar cinco minutos antes.

Desventajas

  • Tarda más tiempo en calentarse que el gas o la inducción, por eso consume más
  • Se rayan con facilidad

Cocinas de inducción

Las cocinas de inducción son las más modernas y te permiten conseguir muy buenos resultados a la hora de conjugar tecnología-eficiencia-durabilidad. Sin embargo, el elevado precio y que no todas las ollas sean compatibles hace que para algunas personas sea todavía una inversión demasiado costosa para su hogar.

Ventajas

  • Son las más modernas
  • Calientan muy rápido por lo que el consumo de energía es menor.
  • Lo que calientan es el recipiente pero el cristal permanece frío, así se evitan riesgos de accidentes por quemaduras.
  • Son muy fáciles de limpiar
  • Las más modernas se pueden programar.

Desventajas

  • Son las más caras, por lo que la inversión inicial es mayor
  • No funcionan con todas las ollas, pues sólo admiten hierro y acero inoxidable
  • No pueden usarse ollas de aluminio ni de barro

El gas manda sobre todo en las cocinas de los restaurantes. Esto no es una casualidad, sino más bien una forma de aprovechar el comportamiento de esta energía ya que proporciona potencia desde el primer momento y porque resulta más económico que la electricidad. En las casas, las placas de vitrocerámica o inducción son mejores pues las raciones de comida a preparar son más pequeñas que en los restaurantes y el gasto en consumo de luz es menor. En todo caso, la teoría se cae por ejemplo en Estados Unidos donde las cocinas modernas han vuelto al gas bajo una tendencia que promete extenderse. De momento, en Europa, la más moderna es la cocina de inducción. Además, se pueden programar y algunas tienen un sistema para evitar que se queme el aceite. ¡Tecnología al alcance de tu mano!

Está claro que quedarse con una u otra cocina supondrá una inversión diferente, una instalación distinta y un uso particular en el largo plazo. Aunque los consejos que te hemos dado te pueden ayudar a salir de dudas, quizás ya lo tengas claro y no compartas nuestra misma opinión. Por eso aprovecho a preguntarte a través de los comentarios, para ti ¿qué tipo de cocina es la mejor?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...