Receta de churros riquísimos

Seguro que te gustan los churros, pero te has preguntado alguna vez como se hacen. Si quieres saberlo no dejes de leer este artículo

churros caseros

En Vivir Hogar nos gusta tocar el tema de las recetas de cocina apostando por ideas novedosas que te ayuden a aprovechar ingredientes que pueden darle un toque muy exquisito a los platos que preparas. Pero, de vez en cuando, recordar esas preparaciones tradicionales no está de más, y de ello precisamente nos vamos a encargar hoy. Si eres de los que siempre le cae bien un buen plato de churros, tienes que tomar nota de lo que viene a continuación porque te encantará.

En este caso, queremos hablarte un poco de los churros, porque tienen su historia. Y, de paso, aprovechamos a mostrarte una receta de churros tradicionales como esos que se preparaban en casa de tu abuela. Y es que, con tantas prisas nos hemos acostumbrado a los congelados, o a los que ponen en cualquier bar. Pero se nos ha olvidado esa tradición de sentarse a la mesa, al calor del hogar, con un buen plato de estos. Si eres de los que echas de menos esas experiencias, no te preocupes, porque hoy te mostramos cómo revivirlas de forma fácil.

Se acaba el verano y el otoño está tocando a la puerta y no se me ocurre nada más sabroso para quitarte el frío del cuerpo que un chocolate con unos churros calentitos y recién hechos.

Existen muchas recetas de churros, pero los churros tradicionales, los de toda la vida son los que se hacen con agua y harina. La forma de los churros puede variar, como en las porras madrileñas que son churros de gran tamaño. También últimamente están muy de moda los churros  con un hueco en el interior el cual puede ser rellenado de vainilla, chocolate o crema pastelera. En Uruguay elaboran una variante de churros salados rellenos de queso y en nuestro país en la zona sur se elaboran curros que llevan sal en vez de azúcar.

El origen de los churros es un poco confuso, pero su origen se le atribuye a los pastores que tenían dificultad para hornear pan en las montañas y comenzaron a freírlo en un recipiente en un fuego hecho con leña. por eso su nombre se debe a las ovejas churras que eran las que los pastores llevaban a pacer en las montañas. Los churros en nuestros días forman parte de nuestra vida y no se concibe ninguna fiesta o feria en la que no estén presentes.

Ingredientes para los churros tradicionales

Para elaborar esta receta vas a necesitar:

  •  1 medida de harina
  • 1 medida de agua
  • azúcar
  • aceite para freír

Preparación de la receta de churros tradicionales

  • Coge una medida de agua y una igual de harina ( Si usas un vaso como medida, te pueden salir más o menos una docena de churros)
  • Añade una cucharadita de azúcar a la preparación para que los churros te queden más crujientes.
  • Coloca el agua en una olla junto con la cucharadita de azúcar y ponla a hervir
  • Cuando hierba, retira la olla de fuego y echa la harina de golpe.
  • Revuelve con una cuchara de madera para evitar que se formen grumos y se desprenda de las paredes
  • Llena una churrera con la masa y haz churros de más o menos 20 cm de longitud
  • Fríelos en abundante aceite. Lo mejor es freírlos en aceite de oliva porque puede alcanzar temperaturas muy altas sin descomponerse, pero también puedes freírlos en aceite de girasol especial para frituras pues no te resultaran tan pesados en el estómago.
  • Trata de freírlos con aceite que no esté muy caliente, pues te pueden quedar tostados por fuera y crudos por dentro.
  • Empieza a freír los churros en aceite no muy caliente y dale la vuelta cuando empiecen a dorarse
  • Una vez fritos colócalos en un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  • Cuando estén todos fritos espolvoréalos con azúcar abundante.
  • Si los churros están calientes el vapor funde el azúcar y forma un glaseado riquísimo.

Los churros son deliciosos solos, pero acompañados de chocolate caliente son divinos.  También puedes tomarlos con un café con leche o un “Cola Cao” si no eres demasiado amigo del chocolate. Además, son perfectos para la cena, o ideales para tomar al desayuno o como tentempié. ¿Cuándo prefieres tú disfrutar de los churros?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...