Recetas de pan para hacer en casa

Si te gusta el pan y quieres aprender a elaborarlo en casa no debes dejar de leer el siguiente artículo

pan casero

Ya sabes que en Vivir Hogar, siempre que tenemos la oportunidad, hablamos de recetas caseras. Y la verdad es que, echando un vistazo a nuestro histórico, me he dado cuenta de que nunca te hemos hablado de un alimento básico: el pan. Es por eso que hoy nos centramos en buscar soluciones hechas en tu cocina para las recetas de pan más exquisitas. ¿Vas a dejar pasar la oportunidad?

Para hacer pan casero hay que tener buenos ingredientes y mucha paciencia. Una vez hecha la masa, necesita reposar para que doble su tamaño y así quede más esponjoso. Si te acostumbras a elaborar tu propio pan, seguro que te encantará hacerlo y disfrutarlo con tu familia. Además, tanto su textura como su aroma y sabor son sustancialmente diferentes a los que puedes encontrar en el mercado. ¡Incluso que el mejor que hayas probado!

Lo cierto es que se me han ocurrido varias propuestas, todas ellas muy diferentes entre sí y que creo que vale la pena elaborar en casa. Sin embargo, como hay que empezar por alguna, en primer lugar te presento la receta de pan de hogaza. Es un pan que se puede comer calentito una vez elaborado y que te encantará comer tanto la corteza como la miga y con un estilo totalmente tradicional.

Pan de hogaza

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal
  • 5 gr de levadura fresca
  • 300 ml de agua tibia

Para preparar la masa de pan de hogaza, coloca la harina en un cuenco y añade la levadura desmenuzada y la sal. Añade el agua poco a poco y ve mezclando los ingredientes hasta que la masa esté completamente unida. Luego mete la masa en un cuenco, tápala con un plástico transparente y deja reposar durante doce horas. Ahora espolvorea harina sobre la mesa y coloca ahí la masa. Empieza a estirarla con las puntas de los dedos hasta forman un cuadrado. Dobla la masa longitudinalmente hasta llegar al otro extremo y luego hazlo con el otro lado. Coloca un paño espolvoreado con harina, coloca la masa encima y  vuelve a espolvorear harina. Tapa con el paño y deja reposar hasta que la masa duplique su tamaño. Calienta el horno a 180º e introduce la cazuela en la que vas a hornear la masa para que se caliente. Mete la masa en la cazuela con un pliegue hacía arriba y hornea durante 30 minutos con la tapa puesta, Al cabo de este tiempo destapa la olla y hornea otros minutos hasta que esté doradito. Sácalo de la olla a una rejilla deja enfriar.

Brioches de queso mascarpone

Y como no sólo de pan vive el hombre, ahora que ya sabes hacer pan, te propongo elaborar un brioche de queso mascarpone para degustar con tus hijos, con tus amigos o con cualquier invitado que aparezca por casa.

  • 5oo gr de harina de fuerza
  • 1 huevo
  • 120ml de leche templada
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 80 gr de azúcar molido
  • 20 gr de levadura fresca
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar molido para espolvorear
  • 1 huevo para pintar la masa

Bate a mano el queso mascarpone, el azúcar, el huevo y la leche. Luego añade la sal, la harina y la levadura desmenuzada. Amasa hasta obtener una masa suave que no se pegue a las manos. Deja reposar la masa en un recipiente tapado con un paño hasta que doble su volumen. Coloca la masa en una mesa de trabajo y divídela en porciones pequeñas. Engrasa un molde con mantequilla y ve colocando en él las bolitas de la masa. Vuelve a tapar la masa y deja que vuelva a duplicar el volumen. Pinta con huevo batido y mete en el horno precalentado a 180º hasta que esté dorado. Luego espolvorea con azúcar molido y ¡ a comer!

Este brioche es fácil de elaborar pero necesita tiempo para que la masa pueda duplicar su tamaño. Si quieres servirlo por la tarde debes empezar a elaborarlo por la mañana. Este brioche no es demasiado dulce y podrás servirlo perfectamente con un café, una taza de té caliente y para los más golosos con un chocolate.

En realidad, tanto en su versión salada clásica, como en la versión dulce, el pan es siempre una buena idea, ya sea para acompañar comidas o como nutritiva merienda. ¿Te animas a probarlos en tu cocina?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...