Risotto a la carbonara, échale imaginación a tus recetas

La cantidad de recetas y variaciones para preparar un buen risotto es infinita y depende de los gustos y preferencias de los comensales. Hoy prepararemos un risotto a la carbonara. ¿Cuál es tu preferido?

Hay tantas recetas de risotto como cocineros imaginativos hay en el mundo. Un toque de hierbas por aquí o una pechuda de pollo por allá. Si añades al risotto los ingredientes que más te gustan conseguirás recetas increíbles. Hoy, preparamos un risotto a la carbonara. ¿Creías que solamente servía para la pasta?

Añádele tus ingredientes preferidos y ¡verás que rico!

Risotto a la carbonara
Ingredientes (para dos personas):
-250 gr. de arroz (arborio)
-600 ml. de caldo
-6 lochas de bacon ahumado
-1 cebolla
-50 ml. de vino blanco
-100 gr. de queso parmesano rallado
-15 gr. de matequilla
Aceite de oliva
-Sal
-Pimienta

Preparación:
Empezamos a preparar la receta por la cebolla. La pelamos y la cortamos muy finita, casi picada, para que no se noten los trozos al comer el risotto. Cogemos una sartén, la ponemos al fuego, añadimos un chorro de aceite e introducimos la cebolla cortada. Ahora, dejamos que se vaya pochando a fuego lento, sin que llegue a freírse.

Vamos a por el bacon. Lo cortamos en tiras y cuando la cebolla esté pochada lo añadimos a la sartén. Rehogamos y mientras acaba de hacerse, ponemos un cazo al fuego con los 600 ml. de caldo. Dejamos que se caliente a fuego lento y cuando veamos que el bacon está suficientemente hecho, añadimos el arroz crudo en la sartén. En este momento, es importante que removamos enseguida para que el arroz no se pegue.

Le añadimos el vino y lo dejamos al fuego hasta que veamos que el alcohol se ha evaporado. Agregamos tres cucharadas grandes del caldo que teníamos calentando y una cucharada sopera de queso parmesano rallado. Dejamos cocer a fuego lento unos 5 minutos, ¡eso sí! Sin dejar de remover. Pasado este tiempo añadimos otra cucharada de caldo y otra de queso rallado, volvemos a esperar 5 minutos más sin dejar de remover. Repetimos el procedimiento dos veces más y apagamos el fuego.

Es el momento de añadir los 15 gramos de mantequilla y remover bien, para que la mezcla quede homogénea. Dejamos reposar unos minutos y ¡listo! Ya tenemos nuestro plato llegado de Italia preparado. ¡Así de fácil y así de bueno! Danos tu opinión y comparte con nosotros todas las recetas de risotto que se te ocurran.

Imagen | nopsa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...