¿Sabes cómo se clasifican los quesos españoles?

¿Conoces los quesos españoles? Si quieres saber todo sobre ellos no dejes de leer el siguiente artículo

quesos españoles

Actualmente en España, se fabrican más de 150 tipos de quesos diferentes y hay 32 con Denominación de Origen Protegida. Esto quiere decir que somos uno de esos lugares con gran tradición lechera, y muchos de ellos son realmente conocidos en el exterior. Para pertenecer a una de esas DOP los productores deben inscribirse en un registro, marcándose con un distintivo que está sometido a altos controles de calidad y producción. De esa manera, el consumidor final es consciente de lo que está comprando.

La DOP no solamente hace referencia a un lugar exclusivo en el que se fabrican esos quesos, sino que también refiere al ganado utilizado, a la manera de preparar el cuajo, a la forma del queso, y a su sabor y su aroma. Por eso, cuando en una de esas recetas que te mostramos en Vivir Hogar hacemos referencia a un determinado tipo de queso, no te recomiendo que elijas otro. A no ser que te hayas despertado creativo y tengas ganas de ver qué sale de allí.

¿Cómo se clasifican los quesos españoles?

El mundo del queso parece una cuestión sencilla. Sin embargo, a continuación vas a descubrir cuán complejo resulta entender todos los quesos que tenemos actualmente en el mercado. Vamos a intentar explicarte de forma fácil el proceso de clasificación de los quesos

Factores a tener en cuenta

  • Tipo de leche
  • Tiempo de maduración
  • Según su consistencia
  • Según su contenido graso
  • Según su elaboración

Según su tipo de leche se clasifican en:

  • Quesos de vaca . Se elaboran en Galicia, Asturias y Cantabria. Son suaves y cremosos. Destacan el Queso de Tetilla, el San Simón da Costa y Afuega´l Pitu, todos con DOP
  • Quesos de oveja. Son típicos del Pais Vasco, Castilla y León, Castilla La Mancha y Extremadura. es un queso más ácido y salado que el de vaca. Tienen un color amarillento y destacan entre ellos el de Idiazábal, el Roncal, el Manchego o la Torta del Casar
  • Quesos de cabra. Son típicos de Andalucía, Levante y Canarias. Tienen un color blanco y son fuertes y ácidos. Son más digestivos que los de vaca y contienen menos calorías. Destacan el Majorero canario, el Payoyo, el Garrotxa o el Montcabrer
  • Quesos de mezcla. Se elaboran con la mezcla de los tres quesos en diferentes proporciones. Como ejemplo tenemos el queso de Cabrales, el Herreño …

Según el contenido de grasa se clasifican en:

  • Quesos desnatados: Contienen menos del 10% de grasa
  • Quesos semi-desnatados: Contienen entre  un 10 y un 25% de grasa
  • Quesos semi-grasos: Tienen un contenido graso entre un 25 y un 45%
  • Quesos grasos: Contienen entre un 45 y un 65% de grasa
  • Quesos extra-grasos: Contienen más del 656 de grasa

Según su consistencia se clasifican en:

  • Blandos
  • Semi-blandos
  • Semi-duros
  • Duros
  • Secos.

Según el tipo de cuajo:

Eso no es todo. Los quesos también se distinguen por el tipo de cuajo utilizado en su elaboración. En la mayoría, se utilizan cuajos de origen animal que se extraen del estómago de los terneros, corderos o cabritos. El cuajo también puede extraerse de plantas. Lo más común para ello es el uso del cardo. Es muy habitual encontrar esta especie vegetal en los quesos preparados para vegetarianos. Además, los quesos frescos, y los de untar, se elaboraran con cuajo sintético.

La elaboración:

Los quesos pueden elaborarse de forma industrial o de forma artesana. Los quesos artesanos se preparan generalmente con leche cruda y son muy mantecosos.

Los quesos españoles

España tiene una gran tradición ganadera por eso contamos con una gran variedad de quesos. Durante mucho tiempo la riqueza española fueron las ovejas que transitaban por las Cañadas Reales. Los quesos con Denominación de Origen Protegida están elaborados con leche de animales adaptados al medio rural de cada región para garantizar su calidad. La leche destinada a la elaboración del queso debe ser de especies y razas autorizadas, así como  proceder de ganaderías inscritas en el Consejo Regulador.

Los productos destinados al consumo deben ir provistos de contra-etiquetas numeradas y expedidas por el Consejo Regulador y deben ser colocadas  de manera que no puedan volver a ser reutilizadas.Por eso, cuando en las tiendas vemos un queso con la etiqueta DOP y uno que se le parece, podemos distinguir una diferencia de precio. El primero ofrece unas garantías que el segundo no tiene porque darle al consumidor.

¿Cuál es tu queso DOP favorito?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...