Solomillo de cerdo al horno, el descanso después de la Navidad

Para aligerar el estómago después de unos días de comidas y cenas copiosas nada mejor que un solomillo de cerdo al horno. Fácil de preparar y de digerir.

Ya pasaron. Las fiestas de Navidad, las comidas copiosas, las reuniones con la familia y el comer turrón hasta las 6 de la tarde ya es cosa del pasado y ahora, después de unos días tan ajetreados a nivel gastronómico es el momento de parar, reposar y comer algo más ligerito. Desde qCocinar queremos proponeros una receta hecha con solomillo de cerdo muy sencilla y rápida de hacer, porque sabemos que en la última quincena habéis pasado mucho tiempo en la cocina. Se trata de un plato en el que la carne, si sois capaces de encontrar el punto exacto, os quedará tierna y jugosa. ¡Ahí va!

Si tienes romero en casa no lo dudes, ¡utilízalo!

Solomillo de cerdo al horno
Ingredientes:
•1 solomillo de cerdo
•Pan rallado
•2 patatas
•Mantequilla
•Zumo de limón
•Sal
•Pimienta
•Romero
Aceite de oliva

Preparación:
¿Empezamos? Si tenemos romero natural en casa es un buen momento para recoger unas ramitas y utilizarlas para nuestra receta, si no es así podemos ir al supermercado y comprarlas aunque siempre es más recomendable utilizar los productos caseros. Para tener un poco de romero natural y cuatro especias más en casa no hace falta tener grandes terrenos, es suficiente con tener una macetita de los productos que más utilicemos.

Una vez conseguido el romero, sea de la forma que sea, comenzamos con la carne. Limpiamos y salpimentamos la pieza de solomillo, después, cogemos las patatas y las pelamos y cortamos en rodajas muy finas, como si estuviéramos haciendo patatas panadera.

El siguiente paso es poner mantequilla en una fuente para el horno y encima de ella las patatas en rodajas, para colocarlas es importante que dejemos en el centro un hueco sin patatas para colocar el solomillo. Salpimentamos y colocamos las ramitas de romero encima de las patatas y en el hueco para el solomillo. Antes de poner el solomillo en la bandeja lo cortamos por la mitad, sin llegar a separar las dos partes, y le añadimos un poco de mantequilla en el corte.

Ahora, ponemos a precalentar el horno a 200 ºC y mientras esperamos hacemos una mezcla con un chorrito de aceite de oliva, el zumo de un limón y pan rallado; después, lo vertemos sobre el solomillo. Es el momento de introducir la bandeja en el horno durante unos 30 minutos, aunque hay que ir vigilándolo porque dependerá de la potencia de cada horno. Una vez pasado este tiempo ya tenemos nuestra receta lista para servir. ¡Buen provecho!

Imagen | Por los caminos de Málaga

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...