Sopa de cebolla, la ‘cuisine française’ en casa

La sopa de cebolla es típica de la cocina francesa. Una receta deliciosa para servir como primer plato si tienes una comida en casa y quieres lucirte. Combínalo con un segundo plato muy elaborado y serás el mejor anfitrión.

Si vas a tener invitados en casa y quieres preparar tú mismo todos los platos te vamos a dar una idea para el primero: sopa de cebolla. Un plato muy suave que gustará a todo el mundo y que no llenará demasiado, de forma que podrás preparar un segundo plato delicioso ¡sin que nadie deje nada!

Sopa de cebolla
Ingredientes:
– 6 cebollas (mejor si son dulces)
– 30 ml de aceite de oliva
– 60 g de mantequilla
– 3 cucharadas de harina
– 1 diente de ajo
– 2 l. de caldo (puede ser de carne, verduras o pescado)
– 12 rebanadas de pan
– 1 cucharada de azúcar (si no utilizamos cebollas dulces)
– Sal
– Pimienta
– 100 gr. de queso

Preparación:
Para hacer esta sopa es mejor utilizar cebollas dulces ya que conferirán a nuestra receta un sabor más suave, aún así podemos utilizar otro tipo de cebollas, simplemente deberemos añadir una cucharada de azúcar en un momento de la elaboración.

Sopa de cebolla, ideal como primer plato.

Empezamos pelándolas y cortándolas en juliana en rodajas muy finas; cuando acabemos este proceso las apartamos y reservamos. Después, picamos el ajo y lo dejamos preparado. Encendemos el fuego y le ponemos una sartén o cazuela grande, donde calentamos el aceite y le añadimos la mantequilla, cuando esta última se haya derretido sabremos que es el momento de añadir las cebollas, el ajo picado, un poco de sal y pimienta negra. Bajamos el fuego y con una cuchara de madera removemos la mezcla; dejamos que se haga durante 25 minutos. Es importante que el fuego esté muy bajo ya que no queremos que la cebolla coja color, simplemente que se poche. Si hemos optado por unas cebollas que no sean dulce, es el momento de añadirle una cucharada de azúcar, como ya habíamos adelantado antes.

Pasados los 25 minutos espolvoreamos la harina en la cazuela y removemos el resultado. Una vez hayamos conseguido una mezcla homogénea introducimos el caldo que hayamos escogido y lo dejamos al fuego hasta que hierva, cuando lo haga bajamos el fuego y lo dejamos durante 15 minutos.

Para acabar cortamos las rebanadas de pan muy finitas y las tostamos. Las ponemos en la superficie de la cazuela y le añadimos el queso (también podemos añadir el queso directamente a la sopa). Así de fácil conseguiremos hacer nuestra sopa de cebolla. Una sopa casera con mucho sabor perfecta para ser el primer plato de alguna de tus comidas más especiales.

Foto por jlastras en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...