Sopa de pescado y marisco, perfecta para cenar

Para cenar siempre es más recomendable comer cosas ligeritas a alimentos copiosos y de difícil digestión. Uno de los mejores platos para la ocasión es la sopa; existen muchos tipos diferentes, por lo que el aburrimiento no será un problema. Hoy: sopa de pescado y marisco.

Por la noche es recomendable cenar ligerito, algún plato que no sea copioso y que nos ayude a hacer una rápida digestión. De esta forma, descansamos mejor al irnos a dormir y nos despertamos de buen humor, sin sensación de pesadez. Algunos de los platos que podemos hacernos para cenar son el pescado o la carne a la plancha, algún tipo de puré, ensaladas variadas o recurrir a las sopas. Este último plato es muy saludable, además de original ya que podemos innovar y preparar diferentes tipos de sopa, dependiendo de lo que más nos apetezca ese día. Un buen ejemplo de sopa rica y nutritiva es la de pescado y marisco; además de no ser pesada tiene muchas vitaminas.

Sopa de pescado y marisco

Ingredientes (para 6 personas):
-300 gr. de gambas o langostinos (al gusto)
-½ Kg. de pescado blanco (como la merluza o el rape)
-300 gr. de mejillones
-300 gr. de almejas
-2 tomates
-2 puerros
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-2 zanahorias
-Laurel
-1 ½  de caldo de pescado
-Perejil
-Costrones de pan
-Aceite

-Sal

Sopa de marisco en tus cenas.

Elaboración:
Para empezar, preparamos todos nuestros ingredientes: cortamos los puerros en finas rodajas, pelamos y picamos la cebolla y los ajos, cortamos las zanahorias y los tomates en dados; a estos últimos también les quitamos la piel y las pepitas.

Ahora, cogemos una cacerola y le añadimos aceite hasta cubrir todo el fondo, la ponemos al fuego y cuando veamos que el fuego está caliente le añadimos los puerros, la cebolla, las zanahorias y los tomates. Dejamos que todo se haga a fuego lento y vamos removiéndolo. Añadimos el laurel, el picadillo de los ajos y el perejil (también picado). Introducimos un poco de agua y el caldo de pescado. Dejamos toda la mezcla al fuego hasta que los ingredientes que hemos introducido estén bien tiernos y blanditos, añadimos un poco de sal. Mientras esperamos a que el caldo esté listo aprovechamos para limpiar bien las almejas y los mejillones y abrirlos al vapor (lo que no se abra lo desechamos). El líquido resultante de abrir al vapor el marisco lo añadimos a nuestro caldo, de la misma forma que las gambas (o langostinos) que habíamos preparado, el pescado cortado en dados y los propios mejillones y almejas. Dejamos que toda la mezcla se cueza durante 10 minutos. Pasado este tiempo probamos la receta y añadimos un poco de sal si es necesario. El último paso será colar nuestra sopa, añadir un poco de perejil y los costrones de pan y servir.

Foto por loppear en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...