Sopa de tomate con mozzarella y albahaca

Un buen ejemplo de cocina mediterránea es esta sopa de tomate con mozzarella y albahaca. ¡Buenísima!

No en vano se dice que la dieta mediterránea es una de las más saludables y equilibradas del mundo. Su alto contenido en cereales, verduras y hortalizas la convierte en la mejor opción y en una apuesta segura por tu salud y la de los tuyos. Fieles a esta dieta que tanto nos gusta y que por suerte tan cerca tenemos, hoy prepararemos una sopa de tomate con mozzarella y albahaca; verás cómo una vez la hayas probado, no podrás dejarla.

Elige unos buenos tomates y el resultado será espectacular

Sopa de tomate con mozzarella y albahaca
Ingredientes (para 4 personas):
Para la sopa
•1 kg. de tomates
•1 diente de ajo
•1 cebolleta
•Sal
•Pimienta negra
Aceite de oliva

Para la guarnición
•150 gr. de mozzarella de búfala
•Piñones
Albahaca
•3 cucharadas de salsa romesco
•Aceite de oliva
•Sal
•Pimienta negra

Preparación:
Cortamos la mozzarella en daditos y los reservamos en un bol aparte. En otro bol, echamos la salsa romesco (una salsa picante) y un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y un poco de pimienta negra. Mezclamos bien y la echamos en el bol en el que teníamos reservamos los daditos de mozzarella. Reservamos.

Es el momento de preparar la sopa de tomate; para ello, empezamos pelando los tomares y troceándolos. Los metemos en un bol y les añadimos el diente de ajo pelado y sin el corazón, la cebolleta (mejor que sea tierna), una pizca de pimienta negra, sal y un chorrito de aceite de oliva. Trituramos todos los ingredientes hasta conseguir una sopa homogénea, fina y de la textura que estemos buscando. Una vez hecha, la reservamos en el frigorífico hasta que la sirvamos pues se trata de un plato que, aunque sea una sopa, se sirve frío.

La opción de poner o no piñones a nuestra sopa es libre, a mi me gusta el sabor que le dan, más aun si están tostados, así que vamos a prepararlos. Ponemos una sartén al fuego sin aceite y echamos los piñones, los vamos removiendo y cuando veamos que están bien doraditos los retiramos. A la hora de servir, coge un plato hondo, coloca un poco de la salsa con mozzarella en el centro, unas hojas de albahaca y unos piñones tostados. ¿Se puede pedir algo más? Si quieres acompañar la sopa, coge un poco de pan ¡y a disfrutar! ¡Buen provecho!

¿Qué te ha parecido nuestra receta? ¿La habías preparado alguna vez?

Imagen | LaSanso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...