Tarta de chocolate y queso, ¡Apta para celíacos!

Una tarta de chocolate siempre es éxito asegurado, si además le añades una capa de queso la mezcla puede ser ¡la bomba!

Hace ya bastante tiempo que no dedicamos nuestro espacio de recetas a platos sin gluten, que pueden disfrutar los celíacos sin problemas. Por eso, hoy haremos un postre muy especial, un postre que gusta tanto a pequeños como mayores, un postre dulce y delicioso que debe poder tomar todo el mundo. ¡Tarta de queso y chocolate!

Si te gusta el chocolate, este es tu postre

Tarta de queso y chocolate
Ingredientes (para la parte de queso):
•200 gr. de crema de queso
•30 gr. de azúcar
•60 gr. de creme fraiché
•1 huevo
•10 gr. de harina

Ingredientes (para la parte del chocolate):
•150 gr. de chocolate
•100 gr. de mantequilla
•100 gr. de azúcar
•3 huevos
•75 gr. de harina

Preparación:
Mientras preparamos los ingredientes de esta deliciosa tarta de queso y chocolate pondremos a precalentar el horno a unos 200 grados. Mientras, empezamos preparando la capa de queso. Mezclamos la crema de queso con el azúcar y cuando veamos que nos queda una masa homogénea y cremosa le añadimos el huevo. Continuamos batiendo y añadimos la creme fraiché y la harina. Mezclamos suavemente y prestamos especial atención a que no queden grumos en la crema. Reservamos y preparamos la capa de chocolate.

Para ello, ponemos una olla con agua al fuego y derretimos el chocolate y la mantequilla al baño maría. Mientras tanto, en otro cuenco, batimos los 3 huevos con el azúcar hasta que quede espumoso. Añadimos el chocolate con mantequilla derretido con cuidado de que esta mezcla no esté muy caliente, pues estropearía la tarta. Añadimos la harina y removemos suavemente hasta conseguir una mezcla homogénea. De la misma forma que hemos hecho con la capa de queso prestaremos especial atención a que no queden grumos en la mezcla.

Cogemos un molde y lo untamos de mantequilla y un poco de harina; volcamos la masa de chocolate, dejamos que se enfríe unos minutos y añadimos la de queso. Ahora, podemos elegir entre mezclar con una cucharada las dos capas para que queden formas irregulares o dejar los dos pisos bien diferenciados. Metemos el molde en el horno, que ya estará caliente, bajamos la temperatura a 180 grados y dejamos nuestra tarta dentro unos 25 minutos. ¡Listo para servir!

Se trata de un postre muy bueno y muy vistoso a la vista puesto que tanto si decidimos mezclar las capas como si dejamos las dos plantas diferenciadas la mezcla de colores resultante es muy bonita. ¡Recomendado!

Imagen | lindseywb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...