Tarta de zanahoria con crema de queso

¿Quieres ser el mejor anfitrión? Prueba con esta receta, verás como no falla.

Aquellas casas en las que los invitados aparecen a todas horas y casi sin avisar necesitan tener preparado algún tentempié para poder ofrecerles, así como alguna bebida. Una buena forma de quedar como un magnífico anfitrión en todo momento es tener una tarta preparada que puedas guardar para el día siguiente si no se acaba (no muchos días más) y que pueda combinarse con cualquier tipo de bebida. La tarta de zanahoria, nuestra recomendación de hoy, casa perfectamente con un buen café o té; por lo que no necesitarás tener un arsenal preparado en la cocina. Con un trocito de tarta y un café tus invitados quedarán más que satisfechos.

Tarta de zanahoria

Ingredientes:
– 175 gr. de zanahoria (picada)
– 175 gr. de harina
– 1 cucharada de levadura
– 3 huevos
– ½ cucharada de nueces picadas
– 150 gr. de azúcar (mejor si es moreno)
– 226 gr. de azúcar blanco
– 75 ml. de aceite
– Nuez moscada
– 50 gr. de coco rallado
– 175 gr. de crema de queso
– 175 gr. de mantequilla
– Esencia de vainilla

– Canela

El último paso,untar la crema por encima de nuestra tarta.

Preparación:
Empezaremos nuestra receta cogiendo un bol de nuestra estantería para poder batir los huevos. Cogemos los tres huevos que teníamos preparados y los batimos hasta que quede una masa esponjosa y ligera. Después le añadimos el azúcar moreno y seguimos mezclando hasta conseguir una masa cremosa y homogénea. Cuando lo consigamos le añadimos poco a poco y sin dejar de remover el aceite.

En un recipiente aparte introducimos la zanahoria rallada, la harina, ½ cucharada de nueces picadas, la levadura, una cucharadita de nuez moscada y el coco rallado. Mezclamos bien todos los ingredientes y los juntamos a la masa que teníamos preparada; en este momento volvemos a remover toda la mezcla para que quede bien homogénea.

Una vez conseguido, cogemos una bandeja o fuente para introducir en el horno y la untamos de mantequilla para evitar que la tarta se nos pegue. Le echamos la masa y la introducimos en el horno a 190º durante unos 30 minutos. Cuando veamos que la parte superior empieza a dorarse comprobaremos que la tarta esté hecha; para ello cogemos un palillo o tenedor y lo introducimos en nuestra tarta. Si vemos que sale limpio podremos sacar la tarta del horno, si todavía sale con restos de masa la dejaremos unos minutos más y repetiremos la prueba.

Mientras la tarta se hace en el horno prepararemos la cubierta de la tarta. Para ello, mezclamos el azúcar blanco con la crema de queso, la mantequilla y una cucharadita de esencia de vainilla. Cuando veamos que todos los ingredientes se han unido para formar una única cobertura habremos acabado nuestra crema. Ahora sólo quedará esperar a que la tarta se enfríe para poder untarle la crema por encima.

¡Verás como tus invitados aparecerán por casa más de una vez sin avisar!

Foto por www.WorthTheWhisk.com en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...