¿Te atreves a preparar la Coca de San Juan en casa?

Preparar la tradicional coca de San Juan no es tan complicado y sólo requiere de un poco de tiempo unas horas antes de la cena o del momento en que vayamos a comerla. Es importante que la masa una vez hecha repose, debe doblar su tamaño para que luego quede esponjosa. También es importante tamizar la harina, eso puede hacer que la mezcla final queda más suave. La leche, la mantequilla y los huevos es mejor tenerlos fuera un ratito antes para que cojan temperatura ambiente.

Llega la verbena de San Juan y con ella también llega el inicio del verano, los días largos, el calor, la fiesta y la magia. Nuestros antepasados celebraban el solsticio de verano con grandes fogatas porque a partir de esa fecha el sol empezaba a decrecer. Además, ¿sabes por qué le llamamos “verbena”? porque antiguamente las muchachas casaderas recogían verbena la víspera de San Juan con la esperanza de encontrar el amor de algún joven.

Otra de las tradiciones unidas a la noche de San Juan es saltar por encima de las hogueras. Esto es porque las parejas que saltaban unidas de la mano las hogueras creían que conseguirían fortuna y felicidad. Ya ves que podríamos seguir contando muchas tradiciones sobre esta festividad, pero centrándonos en el tema de la cocina, ¿qué sería en nuestros tiempos celebrar una verbena de San Juan sin su tradicional coca?

Teniendo en cuenta que nos encontramos en crisis y que la coca suele ser lo más caro del menú, os invitamos a que, sin necesidad de dedicarle demasiado tiempo ni dinero, podáis realizar vuestra coca en casa de la manera más fácil. Primero explicaremos los ingredientes ya que algunos pueden variar dependiendo de los gustos:

Coca de San Juan para inaugurar el verano.

Ingredientes:

Para la masa:

–          300 grs. de harina.

–          100 grs. de azúcar.

–          35 grs. de levadura, preferiblemente fresca, aunque puede ser prensada o en polvo.

–          80 grs. de mantequilla, se puede usar manteca, pero siempre quedará más rica usando mantequilla.

–          75 ml. de leche, mejor a temperatura ambiente.

–          4 huevos, también sacarlos antes de la nevera para estar a temperatura ambiente.

–          5 grs. de sal.

–          100 grs. de almendra molida.

–          La ralladura de la piel de un limón.

–          Canela en polvo, al gusto, mejor solo un pellizco.

–          50 grs. de piñones.

–          100 grs. de frutas confitadas.

Para la crema pastelera:

–          5 yemas de huevo.

–          50 grs. de maicena.

–          125 grs. de azúcar.

–          625 ml. de leche.

–          La piel de un limón.

–          Una ramita de canela.

Preparación:

Prepara la masa de la coca.

Para preparar la masa primero necesitamos una mesa de la cocina limpia y espolvorear harina encima. El siguiente paso para la masa es tamizar la harina por un lado y por otro mezclar la leche y la levadura y reservamos. Seguidamente preparamos un bol donde ponemos los huevos y el azúcar y los batimos bien. A esta mezcla deberemos añadir la ralladura del limón, la mantequilla a temperatura ambiente para que se deshaga mejor y la sal. Una vez que estén bien mezclados, deberemos ir añadiendo la mezcla de la leche y la levadura, posteriormente la almendra molida. Iremos removiendo y si vemos que nos queda un poco espeso podemos añadir un poco más de leche. Mientras estamos removiendo la mezcla podemos ya ir incorporando la harina tamizada y la podemos poner en la mesa para ir amasando hasta que nos quede una masa fina, sin grumos. Cuando ya no se nos quede pegada en las manos significará que ya está preparada para reposar: más o menos unas cinco horas. Para estar seguros de que ha ido bien, la masa debe doblar su tamaño.

Para la preparación de la crema pastelera debemos poner a hervir la leche, la ramita de canela y la piel de un limón. Dejaremos hervir un rato hasta que veamos que la leche ha cogido el aroma de la canela y el limón, después dejaremos templar. Batiremos las 5 yemas de los huevos junto al azúcar y cuando estén bien batidos añadiremos la maicena. Cuando esté bien mezclado, añadiremos la leche templada. Debemos batir bien y eliminar los grumos, generalmente es mejor colarla así conseguiremos que la crema quede bien fina y suave. Una vez que la hayamos colado, la ponemos de nuevo al fuego removiendo constantemente y dejando espesar. Cuando haya espesado, la debemos colocar en un recipiente, tapada para dejarla enfriar y para evitar que se le haga una capa dura podemos poner film transparente pegado a la mezcla.

Ahora ya podemos precalentar el horno a 170º, untar la fuente del horno donde vayamos a poner la coca con aceite de oliva, masajear un poco más la masa, estirarla en la fuente y adornar con la crema y todos los ingredientes que queramos utilizar: piñones, fruta confitada, la crema, mazapán, etc. Una vez adornada, el huevo que nos queda lo batimos y pintamos con él la superficie de la coca. La metemos en el horno entre media hora y 45 minutos y debemos controlar que se dore. Una vez dorada, se deja enfriar y ya la tenemos preparada para nuestra verbena y para dejar a nuestros invitados con la boca abierta. ¿Nos contarás cómo te ha quedado?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...