¿Te gusta la papaya? Una fruta tropical con muchos beneficios

La papaya es un fruto tropical con muchos beneficios. Si quieres conocer todo sobre ella no dejes de leer este artículo

papaya

Las papayas son los frutos del papayo. Son plantas pequeñas que apenas alcanzan los 2 m de altura en estado salvaje pero, sí son cultivadas pueden alcanzar hasta los 9 m. Su tronco es hueco en la parte interior y apenas tiene ramas, por eso recuerda un poco a las palmeras. En estado salvaje es una planta dioica es decir existen ejemplares masculinos y femeninos pero las especies cultivadas son hermafroditas.

Los frutos del papayo son unas bayas con una carne blanda y rodeadas de una capa gelatinosa con unas semillas negras. Las mejores papayas son las que se recogen maduras del árbol, porque tienen mayor contenido de azúcares, pero las papayas de exportación se recogen verdes y maduran después. Eso hace que las que llegan a países como España, en el que el clima no es demasiado adecuado para este fruto tropical, no tengan todo el sabor propio del fruto.

Las papayas son originarias de Centroamérica, pero fueron llevadas a Suramérica por los colonizadores españoles y portugueses. Su nombre científico es Carica papaya y es de la familia de las Caricáceas. Seguramente si has leído alguno de nuestros artículos sobre plantas, te conozcas más de un nombre científico para llamarlas.

Los beneficios de la papaya

La papaya, también recibe el nombre de melón zapote, fruta bomba o lechosa. Es rica en azúcares, fibra, betacarotenos, y papaina. Tiene la forma de una pera de gran tamaño con la piel más dura. El color de la piel varía según su estado de maduración y va de verde a tonos naranjas o amarillos cuando está madura. El interior de la fruta tiene un color naranja intenso y una textura mantecosa. Posee muchos beneficios entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Protege de los resfriados y ayuda a cicatrizar heridas por su alto contenido en vitaminaC
  • Son ricas en potasio por eso nos ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo
  • Nos aportan calcio y fósforo
  • Aportan mucha vitamina A por eso protege nuestra piel y la mantiene sana
  • Contiene papaína que es una enzima que ayuda a digerir los alimentos
  • Es rica en azúcares y betacarotenos
  • Es muy recomendable en casos de digestiones pesadas, úlceras, gastritis…
  • Posee alcaloides que acaban con las lombrices intestinales.

Elegir la papaya perfecta

Las mejores papayas son las que se compran maduras, pero si sólo las encuentras verdes, debes buscar las que tienen algún tono amarillo, pues eso indica que ya han empezado a madurar. Deben dejarse madurar fuera de la nevera durante cuatro o cinco días. Cuando están maduras pueden meterse en la nevera y pueden aguantar hasta una semana sin perder su sabor.

En los países donde se produce la lechosa, se comen verdes y maduras. Cuando están verdes se cocinan como si fuesen calabacines, pero la forma más común de comerla es madura y en fresco picándola por la mitad y quitándole las semillas con la ayuda de una cuchara. Las semillas también pueden comerse y se utilizan machacadas en las ensaladas. Su sabor es algo picante y recuerda a la mostaza, con lo que seguro que resultarán perfectas si quieres conseguir una ensalada diferente.

Debes tener cuidado con las papayas verdes, pues desprenden un liquido semejante a la leche que puede irritar los ojos. La papaya no puede utilizarse en recetas que necesiten cuajarse pues al igual que la piña, impide la coagulación de los alimentos. Por lo tanto, todas esas recetas de postres que hemos compartido contigo, en las que la gelatina o cuajada sean un ingrediente, no serán compatibles con esta fruta.

Receta con papaya

La mejor manera de consumir la papaya  es como fruta madura y fresca, pero también es posible elaborar postres exquisitos con ella. Si quieres puedes probar a realizar la siguiente receta realmente sencilla

Crema de papaya con nata

Vas a necesitar una papaya bien madura, dos limas y un vaso de nata montada.  En primer lugar debes limpiar las papayas y retirar las semillas. Coloca la pulpa en un bol y añade el sumo de las limas. Tritura todo con la licuadora y añade la nata montada revolviendo bien. Guarda en la nevera 30 minutos antes de servir. ¡Y listo! Tienes un postre tropical realmente fácil con el que sorprender a cualquiera que invites a comer o cenar en casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...