Ternera con pimientos, si te gusta la comida asiática

La comida oriental suele ser muy sana y rica en sabores exóticos. ¡Por eso gusta a tanta gente! ¿Os animáis a preparar una ternera con pimientos?

Hoy prepararemos un plato con rasgos orientales que seguro que os resultará muy familiar si sois asiduos a los restaurantes chinos. ¡Ternera con pimientos!

¿El secreto de la receta? Una buena materia prima

Ternera con pimientos
Ingredientes (para 2 personas):
•2 filetes de ternera
•4 pimientos verdes
•Maizena
Aceite de oliva
•Sal
•Pimienta
•1 cucharadita de azúcar
•2 cucharadas de salsa de soja
•200 ml. de caldo de pollo

Preparación:
Empezaremos preparando los pimientos y para ello, los cortaremos en tiras de 1 centímetro de ancho. Reservamos. Los filetes de ternera los cortaremos en tiras similares a las que ya hemos hecho, les añadimos sal y pimienta y las enharinamos ligeramente con maicena.

Para preparar la salsa, mezclamos en un bol la cucharadita de azúcar, las dos cucharadas de soja y el caldo de pollo, que puede ser casero o comprado en el supermercado. Mezclamos bien y reservamos. Acto seguido, cogemos una sartén o wok y le añadimos un chorrito de aceite, introducimos la carne y la salteamos con el fuego bastante alto y sin parar de moverla. Cuando veamos que las tiras de carne están hechas las retiramos del fuego y realizamos el mismo proceso con los pimientos. Veremos que estos tardan un poco más en hacerse, pero debemos tener un poco de paciencia y mantenerlos al fuego unos minutos.

Una vez hecho, agregamos las tiras de ternera que teníamos reservadas y la salsa con caldo de pollo. Mantenemos al fuego durante un minuto o dos. Si no os gusta la salsa muy espesa con la maicena de la carne será suficiente, pero si por el contrario os gusta con más cuerpo podéis añadir en este momento una cucharadita de maicena.

Cuando veamos que la mezcla ha quedado bien homogénea retiramos del fuego, colocamos en una bandeja o en los platos en los que vayamos a presentarlo y servimos bien caliente. Este último punto es muy importante pues el secreto de la receta está en servirla muy caliente, cuando la carne y los pimientos están en su punto. De hecho, si te sobra comida puedes guardarla en la nevera y llevártela al trabajo o a clase en una fiambrera. Cuando vayas a comer solamente deberás calentarla en el microondas y ¡Buen provecho!

Se trata de un plato muy fácil de preparar y perfecto para aquellos que durante la semana comen fuera de casa. ¡La mejor forma de comer sano!

¿Habías preparado esta receta alguna vez? ¿Qué opinión tienes?

Imagen | Antonio Santos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...