Los mejores tesoros del bosque en otoño para tu cocina

Si quieres conocer las propiedades de los frutos de otoño no dejes de leer este artículo

Tesoros del bosque en otoño

Antiguamente los hombres se alimentaban entre otras cosas de frutos que recogían en el bosque. Hoy en día estos frutos los encontramos en el supermercado, pero nos gusta salir a pasear en las tardes de otoño por el bosque y recoger los frutos que nos ofrece. Al llegar el otoño los bosques se llenan de bayas, semillas, frutos silvestres, setas, pero hay que tener cuidado porque algunos pueden ser tóxicos, pero realmente los bosques en otoño son todo un espectáculo digno de ver por sus colores rojizos y dorados.

El otoño es una estación con temperaturas suaves y mucha humedad lo que favorece el crecimiento de muchos tesoros gastronómicos como moras, arándanos, setas…

Zarzamoras

Las zarzamoras o moras son los frutos de las zarzas o zarzamoras que son unos arbustos de la familia de las rosáceas. Las zarzamoras constituyen un alimento para muchos animales como pájaros e insectos. Las moras maduran durante el verano y se pueden comer frescas o convertidas en deliciosas mermeladas. Son ricas en antioxidantes,en vitamina C y en fibra. También contribuyen a reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas y cardiovasculares. Con las moras además de mermelada puedes elaborar helados, sorbetes y pasteles, pero también puedes añadirlas a ensaladas, a platos de carne o a los cereales del desayuno.

Arándanos

Los arándanos también se llaman mirtillos son plantas semiarbustivas de las familia de las ericáceas. Crecen en climas húmedos y zonas sombreadas. Son muy buenos para la circulación y la artritis, contienen vitamina C y ayudan a prevenir enfermedades del cerebro. Los arándanos proporcionan mucha energía y su azúcar es apto para personas con diabetes. Son capaces de prevenir el estreñimiento y a la vez frenar las diarreas, si estas estreñido es mejor comer los frutos frescos, pero si tienes diarrea es mejor que los consumas secos. Los arándanos deben comerse en fresco y si quieres puedes llevar algunos para casa para elaborar compotas o mermeladas

Setas

Al llegar el otoño, nuestros bosques se llenan de setas por la presencia de humedad que es necesaria para que se reproduzcan. Las setas son los aparatos reproductores de los hongos y también la parte comestible. Las setas pueden encontrarse en los lugares más comunes como parques y jardines, caminos y como no en los bosques. Una seta muy frecuente en los bosques de pinos son los níscalos, que son muy fáciles de reconocer porque al cortarlos sueltan látex. Las setas son alimentos con muy pocas calorías pues tienen un alto contenido en agua. Pueden comerse solas salteadas con aceite, formando parte de ensaladas o como acompañantes en cualquier otro plato. También son muy sabrosas en platos de arroz. Son ricas en vitaminas B y en potasio y fósforo.

Piñones

Si pasas por un bosque de pinos piñoneros puedes recoger un puñado de sabrosos piñones. Si encuentras una piña que aún está muy cerrada, puedes ponerla al fuego para que se abra y así puedas extraer los sabrosos y energéticos piñones. Los piñones son frutos secos ricos en ácidos grasos esenciales omega- 6 y omega- 3, también aportan vitaminaE, potasio, zinc y hierro.

Madroños

Los frutos del madroño son bayas redondas de 1,5 a 3 cm de diámetro que están cubiertas por unas protuberancias muy particulares. En su interior tienen unas semillas comestibles. Se recogen al año siguiente, pues tardan un año en madurar, por eso en el árbol podemos encontrar flores y frutos a la vez. Tienen un color verde primero y luego van pasando de amarillo a un rojo vivo cuando están maduros. Estos frutos pueden ser un poco indigestos por su alto contenido en taninos. No se deben comer muchos porque una vez maduros sus azúcares fermentan y pueden contener alcohol.

Castañas

No hay nada más entretenido que recorrer un bosque en otoño en busca de castañas. Abrir los erizos para sacar los frutos se puede volver en una tarea muy adecuada para liberar el estrés. Las castañas son el fruto de los castaños y tienen una forma ovalada parecida a un corazón. Posee una cáscara dura de color marrón que la protege y en su interior tiene un fruto de color blanco o ligeramente beis. Las castañas nos aportan mucha energía pues tienen un alto contenido en carbohidratos, pero contienen pocas grasas y pocas proteínas.Son ricas en hierro,magnesio, fósforo y calcio.

Se pueden comer crudas, cocidas o asadas y también forma parte del acompañamiento de muchos platos. Los frutos silvestres tienen un sabor un sabor y un olor mas fuerte que los cultivados, porque contienen menos agua y tienen una maduración más lenta, por eso son más nutritivos y tienen mayores propiedades. A los frutos silvestres no se les añade fertilizantes para incrementar su producción ni tampoco se fumigan con productos fitosanitarios que son tóxicos para las personas.

Por todas estas razones, puedes salir a disfrutar de un placentero paseo por el bosque y a la vez puedes ir recolectando los frutos que encuentren que le gustarán a tu paladar y a tu salud

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...