Trucos para hacer unas croquetas riquísimas

Si te gustan las croquetas, puedes hacerlas tu misma leyendo el siguiendo artículo y siguiendo los pasos al pie de la letra

croquetas

En Vivir Hogar nos gustan las recetas fáciles y sabrosas. De hecho, no es la primera vez que te damos algunas interesantes ideas muy sencillas de preparar y comer. Precisamente en esa misma línea, hoy queremos hablarte de todo un clásico en la cocina. ¿A quién no le gustan las croquetas? Las hay para todos los gustos, de jamón, de queso, de bacalao, de setas, de atún… en fin las posibilidades son casi infinitas. Los ingredientes son fáciles de conseguir, pero no es tan fácil conseguir una “croqueta riquísima” que guste a todo el mundo. Y de ello queremos tratar en este artículo de hoy de nuestro blog.

“Las croquetas riquísimas” deben estar recién fritas y ser crujientes por fuera y cremosas por dentro. Al contrario de lo que algunos piensan, no debe ser grasosa, y la sensación que deje al comerla debe ser tan agradable. Tanto que invite a comer la segunda. ¿Te parece un imposible? No te preocupes, porque con los trucos y consejos que te damos hoy para una receta de las mejores croquetas, estoy convencida de que lo consigues.

Pasos para elaborar unas croquetas riquísimas

  1. En primer lugar debes elaborar la salsa bechamel con 1 litro de leche, 120 gramos de mantequilla y 120 gramos de harina. Es aconsejable que respetes siempre esta proporción, aunque si quieres elaborar menos croquetas tan solo tienes que reducir a la mitad todos los ingredientes es decir 1/2 litro de leche, 60 gramos de mantequilla y 60 gramos de harina.
  2. Derrite la mantequilla en un cazo a fuego medio y cuando esté deshecha añade la harina de golpe y revuelve con una cuchara de madera o con unas varillas y se deja cocinar hasta que la mezcla tenga un color tostado. Luego se aparta del fuego y se deja enfriar
  3. Calienta la leche en otra cazuela, vierte un poco en la mezcla anterior y revuelve con una varilla hasta que comience a espesar la bechamel y quede muy fina. Luego añade el resto de la leche y sigue revolviendo poco a poco sin apartarla del fuego durante 10 minutos hasta que se ligue bien y vuelva a hervir.
  4. Después de tener la bechamel lista es el momento de elegir el sabor de las croquetas: pollo, bacalao, setas, atún, chorizo, queso, jamón, marisco… Debes añadir el relleno que te guste en trocitos pequeños pero sin pasarse pues la croqueta debe ser salsa bechamel con relleno y no relleno revuelto con salsa bechamel.
  5. Añade el relleno a la salsa bechamel caliente y revuelve todo durante unos segundos
  6. Retira del fuego y coloca la masa encima de una bandeja cubierta con papel parafinado.
  7. Mete en la nevera para que enfríe durante 8 horas por lo menos, pero antes tapa la masa con un plástico y haz unos agujeros para que la masa respire y no se llene de agua por efecto de la condensación
  8. Para darle forma a las croquetas la masa debe estar bien fría
  9. Ve cogiendo pequeñas porciones de masa y dale forma con las manos enharinadas
  10. Una vez elaboradas hay que empanarlas, por eso es bueno que tengas un plato con harina, otro con huevo batido y otro con pan rallado. Si la salsa bechamel quedó demasiado cremosa, puedes sustituir la harina por pan rallado, s decir reboza primero en pan rallado, luego en huevo y luego nuevamente en pan rallado
  11. Una vez empanadas las croquetas, puedes freírlas o congelarlas
  12. Si decides freírlas debes hacerlo en una sartén a 200º y cuando comience a humear añade las croquetas en pequeñas cantidades para que puedan dorarse por fuera y queden cremosas por dentro. No frías nunca muchas croquetas a la vez pues en vez de freírse se cueceny se rompen a la hora de comerlas.
  13. Cuando estén fritas y bien doraditas, ponlas en papel de cocina para que escurran el aceite sobrante.
  14. Cómelas calentitas para disfrutar de todo el sabor.

Seguro que algunas de las propuestas que te hacemos en este apartado de consejos para unas recetas riquísimas ya las conocías. Sin embargo, hay otras que podrás poner ahora en marcha para conseguir ese plato clásico elaborado de forma realmente especial. ¿Qué dices, te atreves a preparar las mejores croquetas de tu vida? ¡Anímate y cuéntanos en los comentarios qué tal te ha ido!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...