Trucos para recuperar las patatas de bolsa estropeadas y otras ideas interesantes

Los trucos más efectivos para revivir las patatas fritas y otros alimentos que suelen acabar en la basura

Trucos para la comida añeja

Se estima que, de media, cada familia tira a la basura una cuarta parte de los alimentos que compra al mes. Esto se traduce en una pérdida de unos 1.500 € cada año. Sin olvidar que los residuos alimenticios son también una fuente de contaminación. Además, mientras se tira un alimento porque se ha estropeado, en ese mismo instante en algún lugar del planeta, hay alguien que está pasando hambre. Existen una serie de estrategias y trucos que evitan tener que tirar comida.

Principalmente vamos a hablar de un pequeño truco para recuperar patatas de bolsa estropeadas y si te interesa, al final, también vamos a dejarte anotado otros tips parecidos que seguramente vayan genial para tu hogar. ¿Te animas a probarlos?

Cómo recuperar cualquier tipo de patatas fritas empaquetadas

Este truco también sirve para recuperar cualquier tipo de snack similar. Las patatas fritas son uno de los alimentos que más se suelen tirar a la basura. De hecho, muchas de las marcas conocidas diseñan su envoltorio para que al abrirlas se puedan volver a cerrar lo mejor posible y no se estropeen. Generalmente, no ocurre así. Suelen comprarse en tamaños grandes ya que las grandes superficies ofrecen más ofertas pero casi siempre por un descuido acaban cerrándose mal y estropeándose.

Lógicamente sería mucho mejor no tener que llegar a esto. Pero si ya no queda más remedio y las patatas se han estropeado, hay que dejar de lamentarse y pasar a la acción. Existe un truco que puede salvarlas de acabar en el cubo de basura. Recuerda que lo único que ha pasado es que la humedad del ambiente le ha quitado el crujido. ¡Tenemos que devolverle su textura crujiente! Prueba este sencillo truco.

Coge unas pocas patatas en un plato y colócalas en el microondas durante unos 30 segundos a la máxima potencia. El microondas puede eliminar esa humedad y hacer que vuelvan a estar crujientes. Solo tienes que dejar que se enfríen y volverás a tener las patatas como si estuvieran recién compradas. Si quieres, utiliza este truco con el puñado de patatas que vayas a comerte para que no tengas que realizar varias veces esta operación de nuevo. Ya no será necesario que tires a la basura paquetes de patatas casi enteros. Esta pequeña operación puede repercutir positivamente en la economía familiar a largo plazo.

Otros trucos para revivir comida añeja

Las patatas fritas no son los únicos alimentos que terminan muchas veces en el cubo de basura. Hemos realizado una pequeña lista de alimentos que suelen tirarse sin consumir por completo junto con los trucos más efectivos.

  1. Recuperar el pan duro. Muchos de nosotros hemos llegado a tirar al menos una barra de pan diario por ponerse demasiado dura. Pero debes saber que es uno de los alimentos más fáciles de recuperar. Solo tienes que poner un poco de agua encima de la barra de pan y darle la vuelta poniéndolo durante unos 5 minutos en el horno a unos 180º.
  2. Recuperar galletas. Un truco muy similar al anterior. Si las galletas se pusieron blandas también se pueden rescatar volviéndose a hornear un poco. Solo tendrás que colocarlas en el horno durante cinco minutos a unos 180º. Haz esta operación solo con la cantidad precisa que quieras comerte. Este efecto durará poco tiempo.
  3. Conservar más tiempo las lechugas. Uno de los trucos más efectivos para que las lechugas se mantenga durante más tiempo frescas es guardarlas en el frigorífico en agua. No olvides cambiar el agua cada dos días. Otros de los trucos efectivos para conservar las lechugas, sería guardarlas en una toalla limpia. Puedes comprar una toalla nueva para usarla exclusivamente para la lechuga. El truco consiste en cortar las lechugas, enjuagarlas bien y extenderlas sobre la toalla para secarlas al aire durante un par de horas. Luego enrolla las lechugas con la toalla y utiliza unas gomillas para asegurarte que no se abre. Cuando quieras coger lechuga asegúrate que esté bien cerrado de nuevo. Y si ya no hay tiempo para hacer este truco porque la lechuga se estropeó, prueba a dejarla reposar en agua fría e incluso poner cubitos de hielo durante toda la noche. A la mañana siguiente estarán listas para comerlas. Esto también puede servir para salvar al pepino. Solo tendrás que cortar sus puntas y dejarlo reposar en un frasco de agua fría.
  4. Alargar la vida de los lácteos. Cuanta veces hemos tirado yogur a la basura o en alguna ocasión se ha caducado un tetrabrik de leche, prueba este sencillo truco. Puedes congelar leche, queso y yogurt para que dure más. Aunque en el caso del queso deberás rallarlo antes de congelarlo.

Como puedes observar hemos hablado de los alimentos que tienen siempre más probabilidades de acabar en la basura. Estos trucos pueden ahorrarte hasta 1.000 euros al año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...