Un accesorio del lavaplatos para tus copas de cristal

Ya no podrás preocuparte más por el estado de tus copas: este sencillo accesorio te permitirá lavarlas con éxito en el lavaplatos.

Sujetacopas lavaplatos

Una gran fiesta. Muchos platos, el doble de cubiertos y vasos por doquier. Y todo eso va a parar a nuestro fregadero que, por grande que sea, se verá incapaz de acoger toda la vajilla que hemos utilizado. Después vienen los brindis y claro, unas copitas de cristal más para acabar de llenar la pila. Fin de la fiesta. Ahora te espera una tediosa faena, la de fregar todo lo que hemos utilizado sin derroche alguno mientras duraba lo bueno. Si tienes un poco de suerte y cuentas con un lavaplatos, podrás facilitarte el trabajo -aunque el tiempo que inviertes metiéndolo todo y después volviéndolo a sacar, es más o menos el tiempo que tardas en fregarlo a mano-, pero, con todo, habrá algo que el lavaplatos no podrá soportar: las copas de cristal.

Y es que normalmente este electrodoméstico no está preparado para que podamos colocar prudentemente nuestras mejores copas y, con lo delicadas que son, cualquiera se atreve a meterlas en el lavaplatos solo por ahorrarse el uso del esparto y del jabón. Así que las copas siempre las fregamos a mano, por si acaso. Pues bien, ya era hora de que esto cambiara y de que nuestro lavaplatos acogiera platos, tazas, vasos y también copas. Por eso, os traigo este ingenioso accesorio para vuestro electrodoméstico que, como observáis en la fotografía, nos permite colocar nuestras copas cómodamente y más allá de eso, nos ofrece la ventaja de que nuestras copas queden mucho mejor lavadas y, lo más importante, que no acaben rotas en el intento.

Este accesorio de color morado -aunque puede que podamos adquirirlo en algún otro color-, se coloca fácilmente en una de las bandejas del lavaplatos y sirve para que podamos sujetar el pie de las copas, situándolas bocabajo. Su precio roza los 10 euros y viene en pack de 4 unidades, por lo que es una compra muy recomendable. Aunque habitualmente no solemos celebrar grandes fiestas en casa y el uso de las copas es más bien esporádico, siempre llega ese día en que necesitamos una ayudita extra en la cocina. Entonces siempre podemos recurrir a fregarlas a mano, porque una vez a las mil no hace daño a nadie, pero seamos sinceros: fregar es un suplicio. Yo, sin duda, me quedo con estos ganchitos que además de útiles le dan una estética renovada al lavaplatos. ¿Y vosotros?

Fuente y foto: Quirky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...