Un mural de pared hecho con tazas

Consigue tu propio tablón de madera y llénalo con tus tazas favoritas para decorar una de las paredes de tu cocina, ¡verás qué original!

Mural de tazas

Hay formas de decoración muy originales que por sencillas que sean no se le habían ocurrido a nadie todavía, o al menos no las habían compartido con el mundo. Una taza es en sí misma un objeto decorativo, aunque todos la usemos cada mañana para beber el café. Pero a la hora de comprar una taza siempre nos vamos fijando en el dibujito que lleva para que sea bonita, graciosa u original, con lo que vemos que más allá de su utilidad, también nos importa qué impacto estético tendrá en nuestra cocina. Por eso, crear un mural con todas nuestras tazas puede ser de lo más creativo que hagamos. ¿El resultado? Lo tenéis en la imagen.

El autor de esta idea decidió utilizar un gran tablón de madera. Sobre esta superficie, utilizó varios ganchos, de estos que solemos emplear para colgar cuadros, pero en lugar de fijarlos en la pared, los clavó en la madera guardando una distancia equidistante entre todos. Además, procuró que los ganchos tuvieran la cabeza pintada de blanco, para evitar el típico brillo metálico del tornillo tradicional, y de esta forma no restarle protagonismo a las tazas. Cada una de ellas pende de uno de los ganchos, rellenando todo el tablón y formando un bonito mural. Las tazas, por supuesto, no son idénticas entre sí: las encontramos de todos los colores, de todos los tamaños y también de diferentes diseños.

Tampoco es necesario que cada una de ellas tenga algo de especial, porque incluso las tacitas clásicas totalmente blancas lucen igual de bien en este mural. La idea es de lo más sencilla pero el resultado es llamativo y puede ser una forma de decoración excelente en cualquier cocina que disponga de una pared amplia. Aunque la idea es puramente estética, está claro que el propietario de todas estas tazas no se privará de utilizar algunas de ellas cuando así lo requiera y volverlas a dejar, después de fregarlas. Así que este mural también presenta otra ventaja y es que nos permite ahorrar espacio en el armario, que muchas veces entre tanto vaso ya no sabemos dónde colocar nuestras decenas de colecciones de tazas.

Si no queremos mezclar las tazas de uso diario con éstas puramente decorativas, siempre podemos seleccionar las tazas que queremos usar para el mural y crear una auténtica colección. Se me ocurre, por ejemplo, comprar una de esas típicas tazas en tiendas de souvenirs de diferentes países y crear un mural lleno de tazas de recuerdos de muchos lugares diferentes. Sin duda, quedaría precioso.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...