Un plato de cuscús muy original

Con la llegada del calor llegan un tipo de recetas muy particulares, ¡las ensaladas! Hoy preparamos una ensalada de cuscús.

Con la llegada del calor apetece cada vez más comer ensaladas y recetas frías que no necesitan una especial preparación. Hoy os traemos una receta de cuscús muy especial, de hecho, podríamos etiquetarla como una ensalada de cuscús. Esperamos que os guste y que la encontréis original. ¡Buen provecho!

Cuscús hecho con sémola de trigo

Cuscús
Ingredientes
•500 gr. de sémola de trigo
•1 cuscusera o colador
•6 muslos de pollo
•6 salchichas
•6 nabos
•4 zanahorias
•¼ de calabaza
•2 calabacines
•500 gr. de garbanzos
•1 cebolla
•2 tomate
•50 gr. de mantequilla
•Guindilla
•Apio
Aceite
•Sal

Preparación:
Empezamos cogiendo una olla, le añadimos un chorrito de aceite y doramos en ella la cebolla cortada en trocitos muy finitos. Cuando empieza a estar echa le introducimos los dos tomates pelados y la guindilla. Unos minutos después añadimos la carne (menos las salchichas), agua hasta cubrirla y dejamos que hierva durante unos 10 minutos. Acto seguido, añadimos las verduras cortadas en trozos grandes y dejamos que hierva durante 30 minutos.

Mientras esperamos empezaremos a preparar la sémola. En un plato grande colocamos la sémola, le añadimos un vaso de agua y una cucharadita de sal y removemos. Ahora, colocamos la cuscusera o el colador encima de la olla, introducimos la sémola en el colador y mantenemos ahí durante 5 minutos. Pasado este tiempo sacamos el colador y mezclamos la sémola con otro vaso de agua con sal. Repetimos el proceso y volvemos a poner el colador en la olla 5 minutos más, aunque esta vez le añadiremos 50 gramos de mantequilla troceada e iremos diluyéndola en la sémola gracias al vapor de agua que desprende la olla. Reservamos.

Ahora, cogemos los garbanzos, los pasamos por agua clara y los hervimos con parte del caldo de la olla. Cogemos una sartén, le añadimos un chorrito de aceite y freímos las salchichas.
Solamente nos queda preparar los platos. Podemos hacerlos en la cocina, colocando en cada uno de ellos un poco de carne, verdura y sémola, para que después cada comensal mezcle a su gusto los ingredientes o sacarlos por separado a la mesa y que sean los invitados los que se pongan la medida que deseen, según les guste más o menos un ingrediente. Yo suelo optar por hacer los platos en la cocina porque así no hay tanto descontrol en la mesa, pero sea como sea, la decisión es tuya.

¿Has probado de hacerla?¿Qué te ha parecido?

Imagen | Mykola Swarnyk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...