Vieiras gratinadas, apuesta por la calidad

Las vieiras son un plato muy exquisito y fácil de preparar, lo único que necesitas es material de primera.

Hace unos años celebré la Nochevieja con mi familia en un hotel de los Pirineos, allí nos prepararon un suculento menú. Todos los platos estaban buenísimos, pero hubo uno en especial que me enamoró, la vieira gratinada. Por eso, al llegar a casa no pude reprimirme y tuve que intentar preparar esta receta. ¿Os gustaría intentarlo?

Lo más importante es elegir un género de calidad

Vieiras gratinadas
Ingredientes:
•8 vieiras
•20 gr. de mantequilla
•20 gr. de harina
•250 ml. de leche
•80 gr. de pan rallado
•1 cebolla
Aceite de oliva
•Sal
•Perejil

Preparación:
Primero abriremos las vieiras con un cuchillo y con mucho cuidado y las limpiaremos. Lavamos la carne que hay en su interior y las conchas, la parte negra la tiraremos. Mientras preparamos el resto de ingredientes, meteremos las vieiras en la nevera.

Ahora, cogeremos una sartén y la pondremos al fuego con un chorrito de aceite. Cortaremos la cebolla en trocitos muy pequeños y sofreiremos hasta que se vuelva transparente. En ese momento añadiremos la mantequilla y cuando se haya derretido los 25 gr. de harina (unas dos cucharadas). Removemos a fuego lento para que se vaya haciendo la bechamel. Cuando veamos que la harina está completamente diluida añadiremos la leche poco a poco y sin dejar de remover para que vaya mezclándose con el resto de ingredientes de forma progresiva. Una vez esté toda echada seguiremos removiendo hasta conseguir la textura deseada, una bechamel homogénea. Es el momento de añadir una pizca de sal.

Ahora, toca preparar los platos y mientras lo hacemos pondremos en horno a precalentar. Para prepararlos colocamos cada medallón de vieira en su concha correspondiente y vertemos por encima la bechamel de cebolla. Espolvoreamos por encima pan rallado y un poco de perejil y metemos en el horno para gratinar. Cuando veamos que el pan rallado está dorado podremos sacar nuestras vieiras y servirlas.

Cabe decir que no hace falta que cada vez que preparemos vieiras las compremos con concha. Podemos guardarlas y limpiarlas a la hora de cocinar, de esta forma no hará falta que cada vez compremos el marisco entero. Si ya tenemos las conchas solamente deberemos comprar la carne, es decir la vieira. ¡Mucho más sencillo¡ Pues no tendremos que limpiarlas tan a conciencia.

¿Has preparado alguna vez vieiras? ¿Qué te parece nuestra receta? ¡Comparte tu opinión con nosotros!

Imagen | Isabel60

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...