4 consejos para decir adiós al mal olor de las mascotas en casa

Eliminar el mal olor de las mascotas es una tarea que necesitas hacer para mantener un hogar con agradable olor

Consejos para eliminar el mal olor de las mascotas en el hogar

Si tienes un perro en casa, seguramente sabes que a pesar de que bañes con mucha frecuencia a tu mascota, en ciertas ocasiones resulta imposible que su olor particular no quede impregnado alrededor de toda tu casa. Sin embargo, hoy te compartiremos una serie de consejos que pueden servirte para prevenir que esto te suceda de nuevo.

Consejos para evitar el mal olor de las mascotas

Primero que nada, es importante conocer el origen del mal olor, ya que este puede ser originado en algún lugar de tu casa o incluso tu mascota puede ser la portadora de este molesto olor; el cual puede deberse a varios factores como el sudor, la suciedad, la presencia de hongos u otros distintos factores.

Aunque en la mayoría de ocasiones estos olores no se deben a causas que afecten la salud de nuestra querida mascota, es importante descartar que pudiese deberse a alguna enfermedad de la piel de nuestro perro.

1 – Bicarbonato de sodio y agua oxigenada

Una combinación efectiva si deseas mantener tu casa limpia, con un olor fresco y agradable. Sólo necesitas mezclar ½ taza de agua oxigenada y bicarbonato de sodio, con una pequeña cucharada de lavaplatos (nada que no sea fácil de conseguir).

Puedes utilizar esta sencilla pero muy efectiva preparación para eliminar los malos olores y para limpiar las diferentes áreas de tu casa.

Bicarbonato de sodio y vinagre blanco: Si es el caso que no tengas agua oxigenada en tu casa, puedes sustituirlo en la mezcla anterior por vinagre…

Por otra parte, es posible que en algunos casos tu mascota resulte tener un olor más fuerte del que se acostumbra, y tal vez los trucos caseros convencionales no funcionen como esperabas.

Por ende, te dejaremos otra serie de consejos que pueden atacar de problema de malos olores en tu casa de una manera aún más efectiva que las anteriores, y podrás al fin, respirar tranquilo.

2 – Usa ambientadores y perfumes

Usar regularmente ambientadores o los inciensos puede ser de mucha utilidad para contrarrestar el olor peculiar que producen los animales. Si realizar una limpieza exhaustiva en tu casa no te deja una sensación agradable en tu nariz, prueba utilizando algunos ambientadores naturales para aromatizar las estancias, podría ser un punto a tu favor.

Existen también otros perfumes, como los de Van Cleef Arpels, que son perfectos para aquellos que tienen mascotas en su casa. Estos perfumes son frescos y están fabricados con distintas fragancias que simulan los olores de la naturaleza.

Si a pesar de lavar tu ropa tienes la sensación de que sigue oliendo a tu mascota, puede ser de mucha utilidad usar un perfume que simule un aroma natural y fresco. De esta manera ya no tendrás que preocuparte por si tienes el olor de tu mascota cuando estás fuera de casa.

3 – Cuidados diarios

Además de lo antes comentado, es de suma importancia que se mantengan todos los espacios de la casa siempre limpios, por eso es fundamental que a primera hora de la mañana se recoja y se organice la casa. De ninguna manera se debe limpiar con amoniaco, ya que el olor puede resultar muy molesto tanto para las personas como para los animales.

En ningún momento se recomienda usar un plumero para remover el polvo, ya que solo sirve para extender la suciedad, lo que podría llegar a causar estornudos en los habitantes de la casa y en los animales. Lo mejor forma de remover el polvo es con un paño húmedo por los muebles y estantes, y una aspiradora en las superficies más delicadas.

Por otro lado, los juguetes y utensilios de cualquier tipo de mascota siempre se deben limpiar y desinfectar después de ser usados en espacios exteriores.

4 – Evita los pelos

Encontrarse algunos pelos en el piso, en los muebles o en las sabanas es normal cuando tienes mascotas en tu casa. Sin embargo, lo mejor es evitar pasar estos malos ratos, más aún cuando acostumbras a recibir visitas.

Lo primero que se recomienda para estos casos es realizar un cepillado frecuente en el pelo de los animales; este consejo es muy útil ya que no solo te permitirá a mantener tu casa libre de pelos, sino que también te ayudará a mantener a tu mascota más saludable, y seguramente disfrutará el tiempo que te tomes cepillando su pelaje.

Dicho cepillado debe hacerse con un cepillo especial, diseñado para su tipo de pelaje, ya que existen distintas razas tanto de perros como de gatos; y cada raza tiene un tipo de pelaje en particular.

Como última opción, puedes optar por conseguir tener muebles que cuentan con tejido que repelan los pelos. Este tipo de telas también son muy útiles para evitar las rasgaduras y manchas que puedan provocar tus mascotas.

También existen cepillos o rodillos especiales, los cuales facilitan la limpieza de los muebles o la tapicería más delicada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...