5 soluciones contra la humedad y el moho

Sigue estos pequeños consejos para combatir los problemas de humedad y condensación dentro del hogar y evitar el moho y malos olores.

humedad

Seguro que muchos de vosotros ya estaréis sufriendo uno de los problemas más frecuentes durante el invierno en el hogar: la humedad y la condensación en las ventanas. Con la frecuencia de lluvias, nieve y el frío, si no contáis con un buen aislamiento exterior, vuestras ventanas comenzarán a “llorar” y vuestras paredes interiores empezarán a dejar un rastro de moho nada agradable a la vista. Para evitar esta incómoda situación, veamos algunos trucos con los que podemos eliminar las humedades en casa:

Ventilar todos los días

Al igual que el ser humano necesita tomar el aire aunque sea unos minutos cada día para sentirse con fuerzas y renovado, las casas deben ventilarse a diario para renovar el aire interior, evitando que se vicie y se recaliente demasiado. La humedad y los problemas que se derivan de la misma, se produce cuando existe una temperatura muy diferente a cada lado del cristal. Por ello, abrir las ventanas cada día y dejar que corra el aire por todas las habitaciones es la forma más efectiva de asegurar una buena ventilación. En este punto, hay que tener en cuenta que si vivimos en una zona de gran humedad ambiental, en este caso no será apropiado ventilar demasiado, ya que más que eliminar la humedad, lo que haremos es dejarla entrar en casa.

Las paredes bien aisladas

Existen muchas formas de conseguir un buen aislamiento del exterior. Puede ser a través de pladur, cámara de aire o cualquier otra clase de aislante. Es importante analizar las posibles grietas o roturas que puede presentar la fachada, ya que en caso de que existan este tipo de resquebrajaduras, por muy buenos ventanales que tengamos, el frío entrará por otra parte.

¿Conocéis la pintura térmica?

Hemos hablado de ella en alguna ocasión y puede ser otro magnífico aliado en esta lucha contra la humedad y el moho. Aunque es más cara que cualquier pintura convencional, nos asegurará una mayor vida de nuestras paredes en perfecto estado.

Vinagre y lejía, ¡trucos contra el moho!

El moho es solo un conjunto de bacterias que han corrompido nuestra pared, es por eso que algunos productos tradicionales como la lejía o el vinagre son ideales para acabar con ellos. De esta forma, no solo limpiamos la pared para devolverle su color normal, sino que matamos los microorganismos responsables de ese cambio.

Defiéndete con deshumificadores

Si el vinagre y la lejía son cosa de tradición, los deshumificadores representan una de las soluciones más modernas para absorben el exceso de humedad y neutralizar los malos olores. Son baratos y fáciles de adquirir.

¿Conocías todos estos trucos? ¡Es hora de ponerlos en práctica!

FOTO: humedad vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...