6 plantas para cocinar que deberías sembrar en casa

El autoabastecimiento es una de las principales ventajas de los huertos caseros. Considera crear uno con estas especies. Los procesos son muy simples.

Siembras estas plantas en tu huerto casero

Mucho se ha dicho sobre las ventajas de tener plantas en casa. Mejoran la salud, purifican el aire, hidratan la piel, limpian las vías respiratorias… Pero quizás lo más importante, es su poder de autoabastecimiento. Verduras, hortalizas y frutas pueden sembrarse sin mayor complejidad, pero el día de hoy te ofrecemos un listado con 10 plantas que le darán sabor y aroma a tus platillos.

Que las dimensiones de tu hogar no sean un impedimento. Usa estos trucos para convertir tu balcón en un huerto e incluso en otras áreas de poco espacio. No requieres un máster en agricultura para hacer que prospere. Después de ver las claves que necesitas para montar un huerto en casa, considera escoger una o varias de estas especies. Sin temor a equivocarnos, podemos decir que son las más fáciles de sembrar y mantener. Presta atención. 

Albahaca

La mejor manera de cultivar albahaca es en semilleros, pero también puede hacerse en jarrones o directamente en el suelo. Las semillas se deben enterrar a casi dos centímetros de profundidad. Escoge los meses de febrero a abril para plantarla, pues necesita del sol de la mañana para desarrollarse. Humedece la tierra una vez al día y cuídala del frío. A los 15 días verás cómo comienzan a salir los brotes. Emplea los que tengan unas 6 hojas, pero sin flores. Éstos alterarán el sabor de tus elaboraciones.

Cebollín

La mata de cebollín se puede comprar en los mercados. Sólo debes cortar siete centímetros desde la raíz al tallo, colocar en un vaso con agua y ubicar en la ventana de la cocina o balcón. Si tienes las semillas, puedes cultivar en un jarrón lleno de abono. Dispón en la superficie y cubre con más abono. Asegúrate de que no le dé el sol directamente, y que la tierra no se seque. A la hora de cortar para su uso, cerciórate de no dejar ningún tallo sin hojas. De lo contrario podría marchitarse.

Cilantro

Su siembra puede hacerse en semillero, pero es preciso que coloques las semillas en hileras, con una separación de 30 centímetros. Entierra a un centímetro de profundidad en una mezcla de tierra, abono y sustrato. Que el agua sea poca, para que so se ahogue. Si gustas puedes cultivar directamente en el suelo, incluso puedes hacerlo con una pequeña plántula. Hazlo en la primavera, para que el frío no entorpezca su crecimiento. Considera que esta planta necesita mucha luz y humedad. Además debe estar libre de hierbas y tendrás que renovar cada año, para que su sabor sea siempre potente.

Citronela

Lo ideal es sembrar citronela en un vivero, pero también lo puedes hacer en la terraza, en un jarrón que tenga buen drenaje. Coloca el abono y un poco de fertilizante; abre un hueco del tamaño de la raíz, tapa y riega una vez por semana. Si al germinar notas que hay hojas amarillas, debes desprenderlas de la mata. Resguárdala de las heladas y las ventiscas, pero asegurándote de que el sol la toque la mayor parte del día. No añadas tierra de jardín como sustrato, pues impedirás que corra el agua.

Hierbabuena

Corta hojas con tallo y raíz y coloca en un recipiente con agua para que arraigue mucho mejor. Haz esto en primavera. Cuando veas que sus rizomas estén fuertes, traslada al tiesto o al terreno. Si optas por macetas, asegúrate de que sea una ancha y alta, puesto que tiende a expandirse con rapidez y facilidad. Aplica sustrato e incorpora los esquejes. Cuida de que exista un buen drenaje, y dispón en un sitio donde no reciba la luz directa del sol. Riega todos los días, pero sin encharcar.

Jengibre

Su germinación no necesita de mucha ayuda. Si está en agua el proceso es más rápido. Si ya tienes un tallo con brote, puedes plantar un trozo en un matero. No hace falta que quede muy enterrado (5 cm. es suficiente). No temas en colocar varios a la misma vez. Selecciona una maceta ancha y con unos 40 centímetros de profundidad. Rellena con una parte de humos de lombriz o abono, y tres de tierra ecológica. Es preciso que esté aireada, para que pueda drenar bien el agua. Procura que el sol no le dé con fuerza. La tierra sí debe estar húmeda. Estará listo a los 10 meses o un poco menos. No dejes que las hojas se pongan fibrosas o muy amarillas.

La lista de plantas de cocina para tener en casa es mucho más extensa. En ella se pueden contar manzanilla, orégano, estragón, mejorana, salvia, perejil, hinojo, eneldo, tomillo, romero y menta, entre otras. No desaproveches sus bondades. Crea tu huerto en casa con estos pasos. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...