Acristalamientos para ventanas

En la actualidad las ventanas llevan generalmente doble y hasta triple acristalamiento. El acristalamiento nos permitirá contar con cristales más resistentes y con mejores características aislantes. De hecho, Cuanto mayor sea la cantidad de gas que lleve la cámara, mayor será el aislamiento térmico de la ventana.

Acristalamientos para ventanas

Decorar con vidrios es una buena alternativa ya que dentro del mercado nos podremos nutrir de muchos tipos y variedades. Justamente, no hace mucho tiempo hemos conocido cuales son las características de cada uno de los tipos de vidrio con los que podremos contar. Hablamos de vidrios antirreflejos, vidrios templados, vidrios laminados, vidrios decorados y vidrio acústicos. Pero como eso no era todo, y la información referida a los vidrios todavía es más, hoy continuaremos desarrollando este mundo, y nos encargaremos del acristalamiento para ventanas.

El acristalamiento de las ventanas generalmente tiene como objetivo contar con vidrios más resistentes, pero sobre todo más aislantes. Es por eso que en la actualidad las ventanas llevan casi generalmente doble o triple acristalamiento. En el caso de este último cuentan con un vidrio exterior a la hoja y uno interior, separados entre sí por una cámara de aire rellena de gas: kriptón, SFC o argón.

El factor fundamental para lograr ventanas con un buen aislamiento térmico es el gas que nombramos anteriormente. Si bien la proporción normal es de aproximadamente un  84%, los acristalamientos de mejor calidad son aquellos que alcanzan el 98%. En fin, cuanto más gas lleve la cámara, mayor será el aislamiento térmico de la ventana.

Específicamente hablando de los cristales, estos deben contar con un grosor mínimo de 4mm. En este caso también, cuanto más grueso sea, mejor será la calidad. En el caso de la cámara de aire, esta debería tener un ancho de 12mm en adelante. Un ejemplo de buena calidad sería un acristalamiento de 5/14/4.

Independientemente de todo esto, un aspecto muy importante es el mantenimiento. Teniendo en cuenta la fragilidad del vidrio, es importante que tomemos algunos recaudos.

Para limpiar los vidrios podemos usar limpiacristales y papel de periódico. Otra alternativa puede ser alcohol de quemar. En el caso de mamparas de baño y ducha podemos utilizar los tratamientos especiales que repelen la suciedad y que evitan que las gotas de agua se queden en la superficie.

Finalmente, si tenemos la suerte de contar con una casa muy luminosa, también es importante que cuidemos los cristales del sol. En este sentido podemos usar láminas solares en los cristales de las ventanas. Podremos cortarlas a medida y pegarlas en el interior del cristal mojando la superficie con agua, de manera muy sencilla. Las láminas solares dejarán pasar la luz a la casa, sin tener que sufrir la radiación solar y el calor que produce dentro del hogar.

Fuente: Decoestilo
Foto: Acristalamiento por friskierisky en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...